Desvío de afiliaciones | Denuncian un incremento del «cuento del tío» en las obras sociales

Desde la Superintendencia de Servicios de Salud pidieron que se investiguen estas maniobras para cambiar de prestadores a través de engaños o sin el consentimiento o conocimiento de los beneficiarios.

Hoy el diario Página 12 publicó un informe elaborado por Sofía Moure en el que se detalla esta nueva modalidad de un engaño tan viejo como el famoso «cuento del tío». Se trata de las maniobras de «desvío de afiliaciones», señalaron. Las mismas implican el cambios de prestadores mediante tretas diversas en las que los beneficiarios caen incluso sin darse cuenta. La forma más fácil era accediendo a sus claves fiscales, información que mediante argucias lograban obtener los estafadores.

«Nos enteramos porque los beneficiarios comenzaron a denunciar lo que pasaba, que se iban a atender y descubrían que ya no tenían más la obra social que tenían. En estas primeras denuncias explicaban que se los había pasado sin su consentimiento», explicaron desde la Superintendencia de Salud acotando que esas primeras denuncias se realizaron el año pasado.

«La gente es engañada, cae en ese error y después hay un perjuicio patrimonial, un detrimento económico para la obra social», señalaron uno de los estudios jurídicos que forma parte de la querella en la causa iniciada penalmente por la Superintendencia de Salud, a través de su apoderado, Antonio Román, en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 2.

Desde el estudio de abogados detallaron que las maniobras comenzaron «con la pandemia, porque todos los trámites se empezaron a hacer online, cualquiera puede hacer el trámite». Y que por ello “se está buscando alguna forma de que la persona que hace el cambio tenga que hacer algún trámite presencial y se firme una declaración de que prestan su consentimiento”.

El medio porteño además señala que «la figura delictiva que se investiga, en principio, es la de estafa según el artículo 172 del Código Penal; aunque todavía no se descartan otras hipótesis como fraude o mala administración de datos.

Se suman a la denuncia

Las obras sociales que primero denunciaron la situación fueron las más perjudicadas por las maniobras de desvío de afiliaciones. Obra Social de Petroleros (OSPE); Obra Social de Personal de encargados de edificios de Renta y Horizontal (Osperyh); Obra Social Ferroviaria (OSFE); Obra Social del Personal de Papel; Obra Social de obreros y empleados tintoreros sombrereros y lavaderos de la República Argentina (Osoetsylra); y Obra Social del Personal de la Industria del Calzado (Ospical). Estos son los prestadores que se tratan en la presentación realizada por la Superintendencia de Salud, si bien luego se fueron sumando otros como la Obra Social del Personal Cinematográfico de Mar del Plata; la Obra Social del Personal de Telecomunicaciones Sindicato Buenos Aires (Ospetelco); y la Obra social del Personal de la Industria del Fósforo.