Foto: Prensa Obrera

Vecinos de esa barriada detallaron que los uniformados entraron a una reunión familiar, pegaron balazos de goma y “dieron vuelta” la casa.

Justo en la semana que desde la Cámara de Diputados de Salta reclamaron la presencia del ministro de Seguridad Juan Manuel Pulleiro para dar explicaciones por el accionar de sus subordinados, se conoce de al menos dos casos nuevos en los que efectivos de la Policía de Salta son denunciados por abuso de autoridad. Incluso ya el INADI había manifestado preocupación por los hechos de violencia en los que hubo uniformados salteños involucrados. Desde el organismo nacional cuestionaban las potestades brindadas a la policía mediante un decreto emitido por el Ejecutivo provincial en el marco de la cuarentena.

En este caso la denuncia reportada por el sitio web Prensa Obrera asegura que “el ataque de la Policía se dio en medio de una reunión familiar, en un cumpleaños del hermano de una docente”. Según detallan la policía habría seguido a una pareja hasta la reunión que se realizaba en barrio La Paz, ahí irrumpieron “sin orden judicial, disparando balas de goma de manera indiscriminada”. El desbarajuste fue tal que incluso intervinieron vecinos para intentar calmar la situación.

Por este operativo repentino hubi 9 detenidos, e incluso 2 personas heridas por los proyectiles de goma. “Las víctimas relatan que la Policía destrozó todo lo que había en la casa, literalmente la dieron vuelta”, aseguran en la publicación del diario trotskista.

Pero no todo terminó ahí, pues “cuando los familiares fueron a buscar a los detenidos, quedando dos menores en la casa, la policía volvió a entrar al domicilio para buscar los casquillos de las balas de goma”. Así buscaron borrar toda evidencia de su paso por ese lugar, pues cuando llegó el Cuerpo de Investigaciones Fiscales a recabar pruebas, no halló nada.

También zona norte

Otro caso de abuso policial acaecido en días pasados y referido en la misma publicación tiene como escenario el barrio 17 de octubre. Ahí, el día 17 de junio, un joven fue herido en la cabeza por parte de la policía. Aseguran que el muchacho ingresó al hospital San Bernardo con hundimiento de cráneo, tuvo que ser operado y luego internado.