Activistas de Greenpeace en finca Cuchuy.

La organización aseguró que está en peligro la supervivencia de los últimos yaguaretés de la región.

Greenpeace denunció que la ganadería industrial se lleva adelante a costa de los desmontes de bosques nativos de Salta y la región chaqueña. La organización documentó avances de la empresa agropecuaria Cresud en nuestra provincia.

Municipalidad de Salta

«La producción ganadera, que se destina principalmente a la exportación, es la principal responsable de la deforestación en Argentina y de poner en peligro la supervivencia de los últimos veinte yaguaretés de la región chaqueña», aseguró la organización ambientalista.

Según Greenpeace, Cresud, que exporta carne vacuna a Europa e Israel, ya lleva desmontadas 120.000 hectáreas, equivalente a 6 veces la ciudad de Buenos Aires. Se trata de un importante actor agropecuario en América Latina con negocios en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. Sus principales accionistas y directores son Eduardo Elsztain y Alejandro Elsztain.

Para Greenpeace, de implementarse el acuerdo Mercosur-Unión Europea crecerá la demanda de carne vacuna argentina, aumentará la ganancia de los frigoríficos exportadores y habrá aún más presión sobre los bosques. Ante esa situación, exigió a las empresas de la industria ganadera que adopten una política de Deforestación Cero y la cumplan estrictamente.

Según datos oficiales difundidos por la organización, el país perdió 7,7 millones de hectáreas de bosques entre 1990 y 2017, una superficie similar a Bélgica y Holanda juntas.