El gobernador encabezó en el barrio Pereyra Rozas de Capital la entrega de 84 casas pertenecientes a la etapa IV. En esta segunda entrega se completó un total de 160 nuevas viviendas en ese barrio de la zona norte.

“Muchos me decían que no era momento de realizar esta entrega porque estamos quizás en el peor momento de la pandemia, pero yo digo que en medio de tanta tristeza no podíamos posponer el sueño de 84 familias de tener su casa propia”, indicó el Gobernador. En este sentido aclaró que se decidió que la entrega de llaves y carpetas técnicas se efectuaría solo a un grupo de adjudicatarios y posteriormente al resto.

Municipalidad de Salta

Sáenz apeló a la responsabilidad de los salteños para que cumplan las medidas sanitarias: “En esta nueva normalidad es necesario que los salteños nos acompañen para seguir haciendo las viviendas y obras que tanto necesita nuestro pueblo”, dijo.

Deseo que en este mes de setiembre, que es cuando se renueva el pacto de fidelidad al Señor y Virgen del Milagro, “nos encuentre a los salteños más unidos que nunca, más responsables en cada uno de nuestros actos, más solidarios con los otros”.

También recordó el déficit habitacional y de salud en el norte argentino, sin embargo agradeció el federalismo del equipo del gobierno nacional “por acompañarnos a saldar esta deuda histórica que es injusta, porque no da igualdad de oportunidades a todos”. Durante esta gestión de gobierno, ya son propietarias de sus casas 758 familias salteñas.

El conjunto de las 84 viviendas entregadas está compuesta de 56 dúplex con una superficie cubierta de 63,44 metros cuadrados. Constan de un estar- comedor- cocina en planta baja y lavadero exterior y dos dormitorios y baño en planta alta. Hay 4 viviendas adaptadas para discapacitados de 60,44 metros cuadrados de superficie cubierta. Constan de un estar-comedor, dos dormitorios, baño, cocina y lavadero exterior. Las restantes son 24 casas con un estar-comedor, dos dormitorios, baño, cocina y lavadero exterior.