Desde hoy los celulares robados no podrán ser reactivados con una nueva tarjeta SIM

Unos 5000 celulares son robados por día en Argentina. Para combatir ese tipo de arrebatos, se implementan las medidas para que todo equipo denunciado como perdido o robado sea bloqueado cuando pretenda ser activado.

Es el primer paso para que ese equipo no sea utilizado y sea dado de baja por el sistema que comienza a funcionar a partir de hoy, ya que todos los equipos que sean denunciados como perdidos, robados o falsificados serán bloqueados y no podrán funcionar con ninguna red móvil del país.

Según explicaron los medios nacionales, el sistema de desactivación comenzará con la denuncia del robo o pérdida; tras ello, la denuncia entra en una base de datos que desactivará ese aparato en cuanto se le quiera insertar una nueva tarjeta SIM; y se calcula que de este modo unos 4000 equipos serán bloqueados por día.

La medida viene a complementar otros operativos dispuestos desde mayo por el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad que realiza inspecciones en locales de venta y reparación de celulares para frenar la comercialización de teléfonos robados. Los mismos son encabezados por la Dirección de Cibercrimen de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad y cuentan con la colaboración de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), la AGIP y la Dirección Nacional de Migraciones que lograron detener a 90 personas por incumplimiento a la Ley N° 25.891 de Comunicaciones y Encubrimiento, mientras que se secuestraron cerca de 460 celulares cuyos IMEI fueron adulterados.

Las autoridades recordaron que para desactivar los teléfonos robados es clave registrar los aparatos llamando al *234# y en caso de sufrir un robo pedir el bloqueo llamando al *910 para impedir el uso, comercialización, importación y exportación de los mismos.