Ariel tiene 23 años y vive con su mujer e hijos en el predio. Habló de la reunión que “no fue” con Pablo Outes en el Grand Bourg, antes de que su compañero “Yutiel” fuera detenido violentamente por policías de civil.

El joven dialogó hoy con el programa Cuarto Oscuro que se emite por FM La Cuerda (104.5) sobre lo ocurrido ayer al momento de la detención de uno de los referentes y voceros de las 750 familias que desde hace cuatro meses acampan en el asentamiento, ante la falta de lugares para vivir. Aseguró que lo arribaron cuatro personas que se bajaron de una camioneta, otras cuatro que se trasladaban en dos motos.

Municipalidad de Salta

“A punta de armas de fuego fue que se lo bajó del vehículo en el que venía ‘Don’ Yutiel Alderete. Se lo redujo pateándolo y pateando a la gente que venía con él, quitándole celulares, pisándole la cabeza. Una manera muy arbitraria de trabajar tenían estas personas, que no venían en vehículos oficiales ni la chapa que lo identifica. Únicamente tenían un arma de fuego, pero hoy en día en la ciudad de Salta cualquiera tiene un arma de fuego”, relató el joven. El entrevistado corroboró además que antes de los sucesos, Yutiel, el propio Ariel y otros representantes de los asentados provenían del Grand Bourg en donde debían mantener una reunión que finalmente se frustró.

“Nos llaman a una reunión con Pablo Outes en la cual sale su secretaria diciendo que ya no estaba. En principio la evasión y nos dicen que íbamos a hablar con tal persona que tampoco nos dijo nada concreto. Estábamos volviendo al predio y todo ocurrió a cuatro o cinco cuadras del predio. Yo venía en una camioneta con otro delegado. Nos demoramos en un semáforo, dos cuadras que pasaron ellos y aprovecharon el momento y se lo llevaron”. Ariel relató que en el Grand Bourg estuvieron alrededor de 3 horas parados y aseguró que allí observaron movimientos extraños.

“Estábamos esperando la reunión y había muchos movimientos de Infantería y de policías. Aunque el gobierno crea que no nos dábamos cuenta y somos ignorantes, nosotros nos dimos cuenta que había gente de civil siguiéndonos. Veníamos juntos, dos cuadras que nos separamos, ahí fue que aprovecharon pegándoles a otros encargados y delegados”, dijo Ariel que precisó que los golpeados fueron varios, pero Alderete el único detenido.

Sobre la suerte de éste tras la detención, el joven destacó que “de ‘Don’ Alderete no sabemos nada. Los abogados tratan de sacar información para saber dónde está. Los medios nos distorsionan información: que está en Papa Francisco que sería Covid, que está en la Fiscalía, que lo van a llevar a Ciudad Judicial, que lo van a llevar a la Fiscalía número 3 de Limache; pero estamos en la nada. Él sigue incomunicado. No puede comunicarse con su mujer ni con nadie”, denunció.

Puesto a opinar qué harán las familias del asentamiento tras los hechos de ayer, el joven fue enfático: “nosotros vamos a seguir manteniendo, marchando pacíficamente como siempre y pidiendo la libertad inmediata del señor Yutiel Alderete que desde ahora pasó a ser un preso político, porque la política fue la que influyó para inventar causas. Tiene causa por robo, por coacción y hasta por secuestro”, dijo Ariel, el joven de 23 años que contó que en el lugar vive con su esposa y dos pequeños hijos.