La lista de obligaciones y recomendaciones es extensa. Qué tienen que hacer alumnos, docentes y padres.

El comienzo de clases en Salta es inminente. El próximo lunes, alumnos y docentes volverán a las aulas en medio de protocolos sanitarios exigentes y extensos que los padres deberán tener en cuenta para que todo se mantenga.

Municipalidad de Salta

Además de las exigencias generales, cada establecimiento posee sus propios protocolos. CUARTO accedió al de la escuela 4845, del barrio El Huaico, en la zona norte de la ciudad. Son tres hojas cargadas de recomendaciones.

«Para el bien de todos y para un buen desarrollo de las clases, damos a conocer algunas recomendaciones esperando que con la responsabilidad y compromiso que esto implica por parte de TODOS, se pongan en práctica», asegura el comienzo del texto, que enumera las distintas recomendaciones.

Los niños de cada grado se dividirán en dos grupos. Cada grupo tendrá clases alternando una semana presencial con una no presencial. Desde el primer día de clases todos los niños tendrán actividades: mientras el grupo 1 asiste a clases presenciales, el grupo 2 realizará actividades en su domicilio.

Se recomienda dialogar en familia sobre la necesidad de respetar las normas de cuidado. La escuela pide que los padres exijan y enseñen a sus hijos a usar el tapabocas y mascarilla en todo momento, como también mantener la distancia física en todos los espacios.

También se le debe remarcar a los chicos que nunca deben compartir ni cambiar su mascarilla ni tapaboca con la de otros niños. Enviar todos los días a los chicos con tapaboca o mascarilla limpia y una bolsita limpia con elementos de higiene personal: un tapaboca de repuesto, alcohol líquido en pulverizador (70% alcohol 30% agua) o en gel y toallita. Colocar el nombre de cada chico en el tapaboca para que no se confunda con el de los otros niños. Practicar en casa la manera correcta de ponerse y sacarse el tapabocas y la mascarilla, evitando tocar las partes de tela. Recordar que deben limpiarse las manos antes y después de tocar el tapaboca y la mascarilla. Acostumbrarse al uso de alcohol frecuente. Fomentar costumbres saludables, crear rutinas para antes y después de la escuela, por ejemplo, que se lave las manos inmediatamente después de volver a casa, que higienice su calzado antes de entrar a casa.

Además se debe enseñar a los chicos a practicar el lavado de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos cantando el «Feliz cumpleaños», recalcando la importancia del lavado. Prever que dispongan de alimentos para el desayuno o merienda hasta el inicio de Copa de Leche ya que en la escuela no funcionará el kiosco. Enviar a los niños con una botellita de agua para cada jornada.

En la escuela habrá normas estrictas para el cuidado de alumnos y docentes. Sólo ingresarán al establecimiento estudiantes y personal de la escuela. Los padres serán atendidos dos días en la semana, informados oportunamente. Los niños no podrán ser retirados durante la jornada escolar para efectuar trámites, contando con la semana no presencial para efectuar diligencias personales. Los estudiantes y adultos permanecerán por lo menos a 1, 5 metros de distancia. Los maestros y el personal deben mantenerse a una distancia entre sí y evitar áreas de reuniones. Actividades como el canto, la danza y práctica de ejercicios al aire libre. Se tomará la temperatura al ingreso cada día. De ser necesarias, se pedirán a las familias la realización de pruebas a aquellos alumnos que presenten síntomas de COVID o que hayan estado en contacto con algún enfermo de COVID en casa o barrio.

Además, los padres deben firmar una Declaración Jurada de Salud en la que aseguren que sus hijos se encuentran en buen estado para retornar a las actividades escolares y que se tomarán las medidas de aislamiento social recomendadas ante cualquier síntoma de COVID.