Luis Chocobar fue apoyado por Macri y recibido en Casa Rosada.

El policía salteño que prestaba servicios en la localidad bonaerense de Avellaneda, está acusado de matar por la espalda a un joven que escapaba tras un robo. Será juzgado por un tribunal oral de menores.

El juicio iba a comenzar el miércoles, pero se suspendió hasta abril. Los imputados serán dos: el policía Luis Chocobar, de 33 años, quien mató a balazos y por la espalda al joven de 28 años Juan Pablo Kucok (también salteño que residía en La Boca) que no estaba armado y podría haber sido detenido sin hacer ningún disparo. El otro imputado es un joven que era menor de 18 años cuando ocurrió el suceso y que es señalado como presunto cómplice de Kucok.

El hecho ocurrió el 8 de diciembre de 2017, en el barrio de La Boca y el joven está acusado por haber herido –acompañado por Kukoc— al turista estadounidense Frank Joseph Wolek, de 60 años, para robarle su cámara fotográfica. Chocobar está imputado del delito de «homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber», mientras que el joven está imputado por «tentativa de homicidio criminis causa», por el ataque con arma blanca contra el turista.

Fuentes judiciales informaron que el abogado Fernando Soto, representante de Chocobar junto con el ex fiscal Luis Cevasco, había solicitado medidas de prueba para determinar la «trayectoria del disparo y las reacciones de los dos jóvenes al momento del hecho”. Soto, por otra parte, insistió sin éxito para que la conducta de su representado fuera analizada por un jurado popular. Su planteo fue rechazado.

Luego del robo al turista, ocurrido cerca del pasaje Caminito, en La Boca, los dos jóvenes salieron corriendo, pero mientras uno logró escaparse, Kukoc fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso. Poco después, llegó al lugar Chocobar, integrante de la Policía Local de Avellaneda, quien dijo que se identificó como agente y que luego disparó porque pensó que iba a sacar un arma, que en realidad no existía. Kukoc murió por la gravedad de las heridas sufridas, mientras que el joven que llega a juicio fue detenido.

Chocobar estuvo preso al principio, fue excarcelado días después y contó con el apoyo del ex presidente Macri, quien lo recibió en la Casa Rosada. El hecho también fue exaltado por la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich. “De su prédica surgió lo que se conoció como la “doctrina Chocobar”, basada en pocas palabras en la exaltación del gatillo fácil policial”, destacó en su edición de hoy el diario Página 12.