Ministra de Salud provincial, Josefina Medrano.

Lo dispuso una Resolución del Comité de Emergencia rubricada por la ministra Josefina Medrano y el secretario General de la Gobernación, Matías Posadas. Este último negó que la medida afecte la atención en el norte de la provincia.

La resolución N° 7 es del lunes 23 de marzo y empezó a circular ayer. Se la emitió en el marco de la crisis provocada por el COVID-19 y tiene por objeto concentrar esfuerzos en los servicios de salud y seguridad, según los considerandos.

“En tal orden de ideas, se requiere contar (…) con la totalidad de los agentes del servicio sanitario y del servicio de seguridad, por lo cual es menester disponer que todo el personal de dichas carteras ministeriales que se encuentre desempeñando tareas en otras áreas, de manera inmediata se reincorporen a sus funciones”, resalta el documento cuyo artículo 1° deja sin efecto “todas las afectaciones, comisiones de servicio y prestaciones de servicio del personal del Ministerio de Salud Pública y del Ministerio de Seguridad de la Provincia, sean estas en el Poder Legislativo Provincial o dentro del Poder Ejecutivo Provincial sea centralizado o descentralizado.

La letra generó dudas en algunos actores que se preguntaron si eso no afecta en los hechos a la emergencia sanitaria que el gobierno decretó el 28 de enero para los departamentos de Orán, San Martín y Rivadavia tras la muerte de niños wichís por desnutrición. CUARTO consultó al respecto al Secretario General de Gobernación, Matías Posadas, quien negó que la resolución afecte la emergencia en el norte.

“No cambia nada esta resolución respecto al norte de la provincia. Solo tiene efecto para los empleados de seguridad y salud que estaban cumpliendo tareas en ámbitos distintos a esas áreas”, remarcó el funcionario.