El joven de 20 años abusó sexualmente en repetidas ocasiones de dos hermanas menores de edad.

Como casi todas las semanas, la justicia salteña tiene sentencia para un violador de menores. Esta vez sucedió dentro del ámbito familiar. Las víctimas eran dos hermanas, primas del abusador.

Si bien no se detalla la identidad del condenado, sí se difundieron sus iniciales D. A. L. y su edad: 20 años. De las víctimas no se difunden más datos en virtud de la Convención de los Derechos del Niño y las Leyes 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y 26.522 de Servicio de Comunicación Audiovisual.

Fue la jueza Mónica Faber, vocal de la Sala V del Tribunal de Juicio, quien condenó a D. A. L. a la pena de doce años de prisión de ejecución efectiva por ser autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal (3 hechos), abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y duración, en concurso real, concursando idealmente con el delito de corrupción de menores agravada en perjuicio de M. Y. A. S.; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, concursando idealmente con el delito de corrupción de menores agravada, en perjuicio de M. O. A. S.

La jueza ordenó el traslado del condenado a la Unidad Carcelaria N°1 y dispuso  que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.