Declaró el presunto incitador del crimen de Andrea Neri

Dio su testimonio Lucas Balcarce, el compañero de celda de Gabriel «Chirete» Herrera y supuesto incitador del asesinato de Andrea Neri. El nuevo implicado reveló varias fallas en el control penitenciario.

Lucas Balcarce recuperó su libertad luego de cumplir una pena de seis años y ocho meses y habló sobre su estadía en la cárcel de Villa Las Rosas donde fue compañero de celda de Herrera: “Durante el tiempo que estuve en la cárcel fui fajinero en la jefatura y celaduría. Nunca trabajé en los talleres de oficio”, explicó.

Además, el ex convicto agregó que a pesar de no trabajar en los talleres, contaba con autorización para portar herramientas. Al ser consultado sobre cómo las adquirió, Balcarce dijo que se las compró en la cárcel y en algunas ocasiones las pagaba con mercadería. Aseguró que cualquiera en la cárcel puede comprar esta clase de material.

Su testimonio contradice lo dicho por el jefe del pabellón, Francisco Agüero durante la segunda audiencia de debate. El penitenciario aseguró que estaba terminantemente prohibida la presencia de cuchillos en las celdas. Balcarce relató que “todos teníamos cuchillos, también se los compraba en el penal” y agregó que tanto él como Herrera contaban con teléfonos celulares y que ambos tenían cuentas en Facebook.

El ex interno aclaró que sabía que estaba prohibida la tenencia de móviles pero que las requisas por parte del personal del Servicio Penitenciario “no eran tan eficaces”.

Tras ser consultado por el abogado de uno de los guardiacárceles imputados sobre los inhibidores de señal de celular con los que cuenta el penal, Lucas contestó que “Eso no inhibe nada. Yo tenía un inhibidor arriba de mi celda y lo mismo me la pasaba con el celular y funcionaba bien”.

Para finalizar con su declaración, el ex compañero de celda de Herrera recordó que el día del femicidio “Chirete” estaba tranquilo y que nadie sospechaba lo que iba a suceder.

Fuente: La Gaceta