De mal en peor | En lo que va del año hubo un promedio que supera los 4800 despidos y suspensiones por mes

El informe realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indica que la mayoría de los despidos corresponde al sector privado.

Las estadísticas que maneja el CEPA dan cuenta de lo acaecido en cuanto al empleo público y privado durante los primeros ocho meses de 2018. El panorama es desolador.

Hasta agosto contabilizaron 39.097 casos, entre despidos y suspensiones, de los cuales 15.300 corresponden al empleo público y 23.797 a la órbita del empleo privado.

Estos datos implican un promedio de 4887 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros ocho meses de 2018.

Para comparar con lo que sucedía el año pasado, por ejemplo, en el mes de agosto de 2017 se contabilizaron 3191 despidos, en tanto para el mismo mes, pero de 2018, tenemos un incremento de casi el doble: 6233 personas que quedaron sin trabajo.

El informe del CEPA además indica que si se consideran los datos de los primeros ocho meses de 2017, los despidos y suspensiones en el mismo período de 2018 superan en 10.408 casos a los del año anterior. Esto implica un incremento del 36%.