De la revolución a la pelea permanente | El PO nacional rechazó las expulsiones de Del Plá, Foffani y López en Salta

El Comité Ejecutivo nacional dijo que los expulsados son los verdaderos representantes de la fuerza en la provincia. También que los “usurpadores del grupo Altamira” buscan formar otro partido: Política Obrera.

El órgano nacional de ese partido aseguró en una parte que las expulsiones “impulsada por el grupo de Altamira que ha usurpado la legalidad del PO en el distrito” apuntan contra los principales dirigentes y voceros del partido en la provincia y lo ejemplificaron recordando que en las PASO del 2019 la lista encabezada por los “expulsados” superó a los candidatos del grupo de Altamira.

En ese marco, el Comité Ejecutivo del PO resolvió desconocer la decisión tomada por “el grupo usurpador” y reconocer a Pablo López, Claudio Del Plá y Cristina Foffani como miembros plenos del Partido Obrero y como sus representantes en la provincia. Asimismo, enfatizaron que tal conducta supone una defensa del Frente de Izquierda que, según dicen, es atacada por quienes integran el grupo de Altamira.

“El Comité Ejecutivo del PO denuncia que la sanción contra los dirigentes de nuestra organización apunta a impedir una presentación en las PASO nacionales de 2021, ya que el grupo usurpador tiene plena conciencia de que sería nuevamente derrotado. Recurren a sanciones porque no pueden librar una compulsa política abierta, de cara a los trabajadores y el electorado que ha apoyado al PO de un modo sostenido en la provincia”, resalta el parte difundido.

El Comité Ejecutivo del PO le hace saber al pueblo de Salta que la amplísima militancia de todo el país de nuestra organización “apoya de un modo abierto a los compañeros Claudio Del Plá, Pablo López y Cristina Foffani, y se enorgullece de tenerlos como militantes y dirigentes. A la vez denuncia que el grupo de Altamira pretende robarse la personería de nuestra organización para incorporarla en un futuro al partido que están formando en otras provincias, llamado Política Obrera. Por ello, hemos dado instrucciones a nuestros representantes legales para que reclamen el cese de la usurpación, empezando por el uso de nuestro nombre”, destacaron.