Esto según el informe publicado por la Universidad de Avellaneda. Argentina está entre los países latinoamericanos con el salario mínimo vital y móvil más bajo.

El estudio comparativo lleva la firma del Observatorio de Políticas Públicas de la citada casa de estudios. En él se destaca lo sucedido en materia salarial durante los últimos tres años.

89,9% de devaluación de la moneda y la elevación de las tasas de interés hasta el 70%, son dos indicadores importantes de esta debacle salarial.

Según las conclusiones del informe, desde fines de 2015, “se observa un deterioro sistemático (del SMVM) pasando de los U$S 580 dólares a los U$S 271 actuales”.

Mientras en el resto de la región casi todos los países tuvieron incrementos de hasta 16% en sus salarios mínimos, Argentina tuvo, en el último año, un retroceso del 30,7%.

Así, el descenso en la lista latinoamericana fue estrepitoso. Argentina bajó seis posiciones. “En los últimos tres años, pasó de la primera a la séptima posición”, señala el informe.