Según informó el INDEC, la inflación de diciembre fue del 4% respecto al mes anterior, siendo la cifra más elevada de todo el año pasado. Así, la acumulada de 2020 fue del 36,1%, 17,7 puntos porcentuales por debajo de la registrada en 2019.

Alimentos y bebidas fueron los aumentos que más incidieron en la evolución del nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Un 4,4% subió este rubro, dentro del cual las carnes se dispararon un 15% en el promedio nacional.

Municipalidad de Salta

Esta performance fue motorizada “por una combinación de factores, como el proceso de retención de hembras, la suba del precio internacional del maíz y la estacionalidad propia del mes de diciembre cuando se celebran las fiestas”, según explicaron desde el ministerio de Economía.

En tanto, las subas más elevadas se observaron en las divisiones salud (5,2%) y recreación y cultura (5,2%). En la primera, influyó de manera significativa un aumento del 10% en las prepagas, mientras que la evolución de los precios en la segunda respondió a cuestiones estacionales y al hecho de que muchas de las actividades que habían estado paralizadas durante la pandemia de Covid-19 reanudaron tenuemente su marcha. Estos dos factores también traccionaron al alza los precios en el rubro de restaurantes y hoteles (4,6%).

En el marco de la temporada de verano, las actividades vinculadas con el turismo también generaron variaciones importantes en los pasajes aéreos y en los ómnibus de larga distancia. Esta situación, junto al ajuste del 4,5% en combustibles, provocó un aumento del 4,9% en el rubro transporte.