Daniel Escotorín.

El titular del partido Unidad Popular balanceó el escenario político tras remitir al gobernador Sáenz – junto a otras fuerzas de ese espacio –  una carta donde piden que se rinda cuentas del uso de los recursos transferidos por el gobierno nacional.

La flexibilización de la cuarentena en la provincia permite a los dirigentes de la política salteña empezar a operar en el reacomodamiento de los espacios políticos. En el Frente de Todos, la situación comenzó a evidenciarse ayer cuando el titular del Partido Felicidad expresó que nota un resquebrajamiento de algunas figuras – en especial la de los senadores nacionales como Sergio Leavy – en favor de otras que emergen como una suerte de natural renovación generacional.

El que habló hoy fue Daniel Escotorín, el titular del partido Unidad Popular también forma parte del Frente de Todos y ayer difundió cuatro propuestas que, aseguró, ayudarán a fundar y establecer condiciones de mayor igualdad en el país: una renta básica universal para la emergencia; un impuesto a la riqueza y a las principales firmas y bancos; la suspensión de pagos de deuda; y una mayor democratización.

Tras desarrollar esos conceptos, Escotorín fue consultado sobre una carta dirigida al gobernador Sáenz y que fue rubricada por Unidad Popular, el Frente Grande, Kolina e Izquierda Popular. “Lo que estamos planteando en primer lugar es que el gobierno provincial tiene que empezar a rendir cuentas. Acá hay una serie de cuestiones que quedaron muy solapadas a partir de la pandemia, pero que eran verdaderas deudas sociales: dengue, desnutrición, viviendas que son cuestiones que no se pueden trabajar sin un sujeto activo como los sindicatos, las organizaciones sociales, los referentes. Además, sabemos que el gobierno provincial recibió un auxilio financiero del gobierno nacional y por lo tanto es necesario que rinda cuentas respecto a qué se hace con esos fondos. El problema es que no lo está haciendo, entre otras causas porque no hay un espacio político consolidado y de oposición que pueda demandárselo. Entonces vamos nosotros a demandar esa rendición en tanto no hay una oposición clara”, resaltó en dialogo con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5).

En ese marco, fue consultado sobre cuál es la situación del Frente de Todos en Salta en tanto espacio opositor del que su partido forma parte junto a otros como Felicidad, cuyo titular – Mauro Sabbadini – declaró que los senadores nacionales pierden referencialidad en favor de dirigentes jóvenes que representan un recambio generacional: “La expresión que dimos a conocer hoy es la primera expresión orgánica de un sector del Frente de Todos que en Salta está desarticulado. No hay referentes ni dirección y en ese sentido creo que no se trata tanto de un recambio generacional como plantea Mauro porque de lo que se trata es de un recambio más bien político y de contenidos, porque en realidad el Frente de Todos en Salta no propuso nada. En ese sentido nosotros con distintas fuerzas y sectores del Frente venimos a plantear la necesidad de aglutinarnos para dar esta disputa porque está claro que para el próximo año el escenario salteño, como siempre, va a estar balanceado hacia la derecha”, concluyó.