Culparon al muerto | Imputados por el doble crimen de circunvalación oeste culparon a un amigo que se habría suicidado

Los cuerpos de Pablo Tolaba y Romina Zerda aparecieron en un vehículo con un disparo en la cabeza cada uno. Los tres imputados por el caso aseguraron que el asesino fue Nicolás Ramos, quien fue hallado sin vida en General Güemes.

Juan Brubosky y Ricardo Galarza declararon este miércoles en la fiscalía que interviene en la causa por el doble homicidio de Romina Zerda y Pablo Tolaba. El otro imputado, Kalil Ezequiel Chejolan, ya había declarado el pasado viernes 5 de noviembre.

Según informó FM Profesional, los tres señalaron como autor material del hecho a Nicolás Ramos, quien fue encontrado sin vida hace unas semanas en General Güemes luego que se difundiera su imagen en los medios de comunicación y de la detención de los otros tres sospechosos.

El primero en hablar – según las fuentes de la emisora citada – fue Kalil Ezequiel Chejolan. Declaró que el día del hecho se iba a encontrar con Brubosky y Ramos para ir a una fiesta llamada «La Jungla» y le pidió a Galarza que lo lleve hasta el punto de encuentro. Sin embargo, los amigos no estuvieron en ese lugar y los encontraron al costado de la Circunvalación Oeste.

Chejolan afirma que Ramos estaba parado al costado del vehículo de Tolaba, tenía la ropa ensangrentada y le dijo a Galarza: «Tío me moquié». Acto seguido le habría entregado una mochila y Chejolan con Galarza se retiran del lugar. A los minutos, Ramos los llama desde un número desconocido y les dice que en la mochila había dos celulares por lo que ellos deciden romperlos y arrojarlo a un canal de calle Olavarría.

El imputado continúo relatando que Galarza lo llevó hasta el centro de la ciudad y luego lo pasaron a buscar Brubosky y Ramos. Fueron hasta zona sur donde los esperaban amigas y finalmente fueron a la fiesta pactada desde el principio. Consumieron droga y disfrutaron del evento con total despreocupación y nadie se refirió a lo sucedido en Circunvalación.

Al día siguiente, todos los noticieros informaban acerca de la pareja encontrada sin vida. Desde ese momento, afirma Chejolan que tomó la decisión de confesar lo que había pasado y ayudar a los investigadores a encontrar el arma homicida y a los supuestos criminales.