Martín Teruel

Lo aseguró el Coordinador de Adicciones de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones de la provincia. Sociedad y conductas de consumo en tiempos de aislamiento social.

En tiempos de pandemia, todos repararon en los impactos que el aislamiento tuvo para distintos sectores de la sociedad. Poco se habló, sin embargo, de la situación de quienes antes de la pandemia recurrían a los organismos públicos para luchar contras las adicciones. En ese marco, Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5) dialogó con el Coordinador de Adicciones de la provincia para consultar sobre los mecanismos que se implementaron para garantizar la asistencia en ese ámbito.

A modo introductorio, Teruel repasó distintos estudios que dan cuenta de cómo el periodo de aislamiento social generó distintas conductas entre la población: desde adolescentes que mermaron considerablemente la ingesta de alcohol producto de la suspensión de los boliches bailables y las correspondientes “previas” que protagonizaban los adolescentes y jóvenes; al tiempo que otros informes dan cuenta de que entre los adultos se vio un leve incremento del consumo del alcohol y la automedicación.

A la hora de hablar de aquellos que estaban en tratamiento en Salta, el funcionario destacó lo siguiente: “nosotros tuvimos al principio de la cuarentena un amesetamiento de las consultas, pero pasadas las dos primeras semanas del aislamiento volvió a subir el pedido de asistencias. Allí se pudo ver que hay personas que no interrumpieron sus prácticas de consumo porque a pesar de las restricciones que sin dudas limitó la distribución de drogas, hubo un circuito que pudo funcionar; el otro aspecto que ocurrió fue que ante la inexistencia de acceso a una determinada sustancia se producen un fenómeno de sustitución o desplazamientos hacia drogas más accesibles. Probablemente por eso los estudios dice que hubo mayor consumo de alcohol o a los psicofármacos que estuvieron más disponibles. Por eso aun en tiempo de cuarentena hemos seguido brindando los tratamientos que se estaban brindando. Los pacientes que estaban internados siguieron internados, los pacientes que tenían tratamiento ambulatorio siguieron teniéndolo. Al principio a través de video llamadas o sistemas virtuales, aunque ya estamos retomando también la asistencia presencial de las atenciones y las consultas. En definitiva, quienes estaban bajo tratamiento no han dejado de recibir asistencia”, recalcó.