Es la mayor suba registrada en los últimos 4 años. En el caso de los vinos de alta gama estiman que el incremento podría ser incluso mayor.

Se trata del mayor incremento interanual registrado desde el año 2017. Entonces el litro del producto alcanzó los $15, mientras que el año anterior rondaba los $5. Según indica El diario de Cuyo, en 2020, el litro de vino, en la franja de los comunes, rondaba los $12 y ahora hay operaciones a $35 el litro. Esto significa una variación interanual del 192%.

Municipalidad de Salta

Respecto a los vinos de “alta gama” señalan que el litro puede llegar a costar hasta $120. Ello siempre hablando de los costos de producción de esta bebida. En el mercado ese precio se incrementa exponencialmente. Para ejemplificar tomaron el costo de producción de un vino como el Viña 1924 De Ángeles, que rondaría los 120 pesos por litro. Este vino se vende, ya embotellado, arriba de los 3 mil pesos.

El sitio BAE Negocios informa que hay distintas razones para esta suba en el precio del vino argentino. Entre ellas que “hubo una merma en la cosecha, los productos que se utilizan son importados, subió el combustible”. A todo ello hay que sumarle la pandemia que perjudicó la precarización a la que ejercen las empresas a sus trabajadores: “algunas bodegas siempre contratan mano de obra de Bolivia y Perú y por el Covid 19 no pudieron hacerlo”.

Entre otros factores, también señalan que hubo un crecimiento del consumo tanto en el mercado interno como en el exterior. El 2020 cerró con un consumo interno de 57 millones de litros más que el año anterior. Durante 2020 se vendieron 943 millones, lo que marcó el volumen más alto de los últimos 5 años.

También aportó a la suba una reducción de los stocks vínicos y una cosecha que se anticipa igual o menor que la del año pasado, perjudicada por el granizo.