Cruzada campesina | Siguen marchando a la capital salteña en busca de apoyo oficial para frenar la voracidad de grandes terratenientes

Según informó el Frente Nacional Campesino, se trata de un grupo de 80 referentes del Chaco Salteño. Partieron el lunes de Fortín Dragones y hoy están se encuentran en Pichanal.

Los hombres y mujeres de la tierra marchan para decirle basta a la voracidad de los terratenientes que respirando dinero y beneficios pretenden dejar sin sus tierras a cientos de familias que durante generaciones habitan y trabajan un puñado de hectáreas. El miércoles se reunieron con el ministro de la producción Martín delos Ríos que intento convencerlos de desistir de continuar con la marcha, pero en una asamblea realizada ayer en Embarcación los hombres y las mujeres de la tierra decidieron que 80 referentes continúen la cruzada a la capital provincial en representación de 400 familias. El tramo Pichanal – Urundel se realizará en transporte público y otros medios de movilidad, debido al fuerte desgaste físico de los manifestantes y mañana estarán en la localidad jujeña de Yuto.

“Los voceros y las voceras campesinos y campesinas se proponen llegar a la ciudad de Salta el lunes 01 de noviembre del presente año, con el propósito de dialogar con el Sr. Gobernador y lograr soluciones para las sufridas familias campesinas. Los y las referentes que participan de la marcha representan a 400 familias campesinas que quieren seguir viviendo, trabajando y produciendo en los lugares donde nacieron en los puestos y parajes del Chaco salteño”, reza el parte difundido. “La cruzada campesina tiene por objeto VISIBILIZAR y buscar soluciones a la crítica situación del campesinado de los departamentos Gral. San Martin y Rivadavia, Provincia de Salta”.

Abundan los problemas y precariedades en el Chaco salteño, a los años de sequias, destrucción del monte nativo y pobreza rural se suma  la principal amenaza, amenaza que desvela a las familias campesinas: los desalojos judiciales y extrajudiciales en marcha. Existen elementos que hacen sospechar que los terratenientes cuentan con complicidad judicial y política. El caso emblemático del momento es el intento de desalojo de Gianfranco Macri contra don Rene “Morocho” Segovia y familia al igual que decenas de familias del de los departamento Rivadavia y Gral. San Martín.

Demandan fin de los desalojos judiciales y extrajudiciales; mensuras y titularización de las tierras campesinas; obras de acceso al agua para la producción y uso doméstico; infraestructuras para el mejoramiento de la producción; apoyo a la juventud campesina para favorecer el arraigo; innovación tecnológica; energía eléctrica y conectividad. “Invitamos por este medio a todas las personas de buena voluntad a acercarse a conversar e interiorizarse de los reclamos y propuestas de las familias campesinas organizadas en el Frente Nacional Campesino”, dice el comunicado.