Crudas imágenes del Chaco salteño | Entre la sequía y el agua con arsénico

La situación se torna insostenible para los pequeños productores agropecuarios. A la falta de agua potable se suma que la única fuente de líquido natural está contaminada con arsénico.

La seguidilla de imágenes publicadas por Radio Güemes es contundente: más animales muertos que vivos. Ganado secándose al sol y casi nada de agua en los alrededores. A todo esto se suma la falta de pasturas para alimentar a los animales.

Según especifican, son fotografías tomadas del Chaco salteño, en el departamento de Orán. Pertenecen a la zona que habitan unas 30 familias con 6 a 8 criadores de animales vacunos en cada sector. Todo en inmediaciones de la Ruta 13.

Aldo Salas, uno de los puesteros relató el duro momento que están atravesando. No tienen agua potable de red. Nunca la tuvieron. El único suministro es el que toman desde una vertiente “que para colmo descubrieron hace algunos años que tiene arsénico”, señala el medio oranense.

Desde el municipio de Pichanal envían un camión cisterna para abastecer a los pobladores que “aprovechan para llenar un tacho de agua para algunos días hasta que regrese la provisión”. Otra de las dificultades es que no se puede excavar en busca de napas, porque están también contaminadas. Por ello piden que se instale un tanque para resguardar ahí el líquido elemento. También requieren asistencia con el alimento del ganado.