Crisis sobre ruedas | Las concesionarias de autos comparan la crisis de hoy con la del 2002

Se realizó ayer la convención anual de ACARA y hubo más de 600 participantes entre empresarios, funcionarios y economistas. Allí balancearon un año que creían auspicioso aunque ahora terminará como uno de los peores.

Fue el titular de la entidad, Dante Álvarez, quien realizó la comparación con el año 2002 en diálogo con el diario Ámbito Financiero. Allí relató que el año promisorio comenzó a ponerse negro a fines de abril cuando comenzó a subir el dólar y que en agosto caerá alrededor de 28%.

Lo curioso del caso es que los patentamientos de 0 km se ubican un poco por encima de las 60.000 unidades mensuales, lo que resulta un número aceptable aunque el problema no pasa la cantidad de autos que se venden sino por las ganancias de las concesionarias. «Se da la paradoja de que tenemos un nivel de operaciones todavía bueno pero con 0% de rentabilidad. No sé si vamos a terminar perdiendo plata pero seguro que no vamos a ganar» dijo el titular de ACARA.

Es por eso la comparación con los años posconvertibilidad: a partir del 2003 el mercado comenzó a recuperarse y si bien se vendían menos unidades que ahora, en cada vehículo había una ganancia razonable. Hoy la brusca caída del mercado, según Álvarez, hace que sobren autos y eso explica el problema de rentabilidad.

Esto obviamente, asegura una larga vida a las bonificaciones que se están aplicando a los 0 km para sostener la demanda que llegan al 20% del valor del vehículo. Según el directivo, «hasta que no racionalicemos los stocks, van a continuar. Cuando bajemos los stocks a lo que necesitamos, vamos a empezar a vender de una manera lógica.» Para las empresas tener ese exceso de vehículos le significa un costo financiero de 4% mensual.