El gobernador y empresarios tarijeños vaticinan una caída en el comercio internacional, lo que perjudicaría directamente a municipios como Yacuiba y Bermejo.

Ante la escalada del dólar respecto a la divisa argentina, los medios bolivianos reflejan cuáles serán los efectos colaterales en las economías de frontera.

En el caso de Tarija, que cuenta con dos pasos fronterizos ligados a Salta (Yacuiba-Salvador Mazza y Bermejo-Aguas Blancas) siguen muy de cerca las modificaciones que a diario se dan en el peso argentino.

“Las decisiones que se han tomado en las últimas horas están afectando no solo a Argentina sino a toda la región, nosotros somos un departamento que tiene una frontera muy extensa con Argentina y estamos percibiendo el impacto que están teniendo las elecciones, porque se ha caído el peso argentino y eso obviamente nos afecta”, comentó el gobernador Adrián Oliva, al medio La Voz de Tarija.

Oliva además adelantó que pedirá al gobierno de Evo Morales ayuda “para que municipios como el de Bermejo, Yacuiba, Villa Montes, tengan alternativas económicas a los impactos negativos que pueda generar la economía argentina”.

Por otro lado, los empresarios tarijeños también manifestaron sus temores por lo que pueda suceder de ahora en más con el comercio entre Argentina y Bolivia.

“La suba del dólar en la Argentina va a afectar directamente a Bolivia, porque se va a aumentar la importación de productos argentinos, porque al subir el dólar los productos que Bolivia tiene son más caros para los argentinos, además habrá una caída en el comercio en las fronteras lo que va a repercutir en el Producto Interno Bruto”, analizó Gerardo Aparicio, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Tarija.