Lo dispuso la fiscal María Luján Sodero tras denuncias, declaraciones y pruebas en contra de los uniformados que golpearon a un vecino.

Tres miembros de la división Infantería de la Policía de Salta fueron imputados por homicidio culposo por el crimen de David Alfonso Neri Ovejero, el vecino de Villa Floresta que fue golpeado hasta su muerte en el marco de un desalojo.

La fiscal penal María Luján Sodero dispuso las imputaciones luego de declaraciones, denuncias y otras pruebas que indican cómo los uniformados provocaron maniobras que terminaron con la vida de “don David”, como lo conocen.

Estas acusaciones contra un oficial, un cabo y un agente tuvieron lugar cuando el vecino intervino ante el desalojo de una mujer y sus hijos del lugar adónde se habían asentado. Ese terreno, según estableció la fiscalía, pertenece a Soledad Rivero, hermana de Pablo, también miembro de la policía con asiento en Orán.

Los vecinos relataron que los uniformados redujeron a David y lo asfixiaron por varios minutos hasta que cayó desmayado. El relato de Marisol, una vecina, a FM Noticias 88.1 fue contundente: “Con otras chicas les pedimos por favor que lo suelten. Cuando vieron que David empezó a soltar saliva por la boca recién lo dejaron y cuando lo hicieron no se dignaron a hacerlo con cuidado, lo tiraron como a una bolsa de papa. Cuando les pedimos que nos ayuden a dar los primeros auxilios se reían de él y de la gente que estaba a su lado. No hicieron nada por ayudarlo”.

Por último, cabe decir que la Mesa Provincial por los Derechos Humanos de Salta expresó su apoyo al pedido de justicia por David Alfonso y exigió respuestas al Gobierno. Además, manifestaron sendas críticas a las políticas de seguridad que están inmersas en una crisis económica y social que avalan Gustavo Sáenz y Juan Manuel Urtubey.