Chaco, Formosa, La Pampa, Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fe y municipios de Buenos Aires dispusieron en las últimas horas restricciones a la circulación de personas durante enero para contener el aumento de contagios de la covid-19.

Las medidas incluyen el refuerzo de controles públicos y restricciones a la circulación en determinados horarios y días. En general las nuevas disposiciones tienen una extensión de 14 días. La medida más drástica tiene como escenario la ciudad de Tostado en la provincia de Santa Fe que volvió a fase 1 de la cuarentena por la suba de casos de coronavirus. Lo pidieron los médicos porque están desbordados

Municipalidad de Salta

En Formosa, el gobierno de Gildo Insfrán informó que a partir del brote detectado en su ciudad capital, «se dispuso el bloqueo sanitario y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio» en esa ciudad desde el 5 hasta el 19 de enero, permitiendo la circulación para abastecimiento o por razones de fuerza mayor.

En Chaco, el gobernador Jorge Capitanich decretó la “alarma sanitaria” hasta el 21 de enero. Comenzará hoy con un toque de queda de 0 a 6, con excepción de quienes tengan motivos de salud, seguridad o un permiso para circular. De jueves a domingos, bares y restaurantes podrán funcionar hasta las 2; mientras la permanencia y circulación en espacios públicos, espectáculos, o actividades recreativas estarán autorizadas hasta las 22. Además, se establecerán puestos de control en los puntos limítrofes de la provincia y durante los sábados y domingos no se permitirá la circulación entre localidades.

En una medida similar, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, restringió desde el lunes 4 y hasta el 18 de enero la circulación entre la 1 y las 6:30, con la excepción de trabajadores esenciales. Esto implica que todas las actividades deberán finalizar a la medianoche, y los locales gastronómicos tendrán media hora de tolerancia.

La ciudad de Mercedes, Corrientes, también atraviesa un rebrote de coronavirus. Por tal motivo cerró sus accesos por una semana entre las 23 y las 6 para evitar aglomeraciones y disminuir la circulación de cara a las festividades que se realizarán el próximo 8 de enero por el santo popular Gauchito Gil h que reúne cerca de 300 mil personas cada año.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, informó que 15 distritos de la provincia «bajarán de fase» esta semana debido al aumento de casos de coronavirus. Se trata de las comunas de Arrecifes, Balcarce, Lincoln, Lobería, Puán, Suipacha, Salliqueló, Adolfo Alsina, Coronel Dorrego, General Alvear, General Villegas, Las Heras, Magdalena, Maipú y Saavedra, puntualizó Bianco, en una conferencia de prensa junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof.

En sintonía, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, ordenó incrementar los controles sobre el ingreso de personas a la provincia a partir del 9 de enero, aunque mantendrá el convenio de libre circulación entre los distritos del NOA. Quienes no provengan de Salta, Catamarca, Jujuy, La Rioja y Tucumán, deberán presentar un test PCR negativo -de hasta 72 horas- junto a una declaración jurada o el registro de la aplicación CuidarSE. La provincia también aseguró hisopados gratis para los pasajeros que lleguen por vía aérea sin el test realizado, y para los santiagueños que deban viajar a provincias que no participen del acuerdo turístico.