Corto documental de la salteña Lucrecia Martel se proyectará en el Festival Internacional de Cine LGBTIQ+

Se titula “La otra”, es de 1989 y fue realizado cuando la cineasta realizaba sus estudios en el CERC (actual ENERC). Es una de las “rarezas” de la 9° Edición de Asterisco que se llevará adelante en distintos puntos de CABA.

Esta novena edición será presencial a pleno y se realizará entre el 20 y el 30 de octubre. Una de las programadoras es Andra Guzmán quien declaró a Tiempo Argentino lo siguiente: “Vamos a seguir con la programación online, algo que empezamos a hacer durante la pandemia para no dejar de hacer el festival, y que nos pareció que había que mantenerlo porque podíamos visualizar todos los contenidos, ha ayudado a conseguir muchos materiales del interior y además porque permitió que desde las provincias se pudiera acceder al material. Así que ahora que volvimos a la presencialidad total y a un festivo regreso a las salas, quisimos mantener parte de la edición online”.

El Centro Cultural Kirchner, Centro Cultural Conti, Centro Cultural Recoleta, Hasta Trilce, MALBA, la Universidad del Cine y Puticlú (“un bar nuevo gay que está en el microcentro y que está teniendo mucho éxito”, aclara la entrevistada) son las sedes elegidas que también son sitios que se suman al objetivo de visibilizar todas esas “miradas que quieren reflejar la vida fuera de la norma”.

Guzmán dedicó a otro de los programadores – Fernando Martín Peña – un halago especial por haber recuperado tres “joyas” para la sección Pionerxs Queer del Festival. Ellas son: La Tigra (1953, 65’, de Leopoldo Torre Nilsson; con Diana Maggi, Duilio Marzio, Raúl del Valle, Elcira Olivera Garcés y Elida Dey); Las ratas, (1963, 87’, de Luis Saslavsky, con Aurora Bautista, Alfredo Alcón, Bárbara Mugica, Juan José Míguez y Antonia Herrero) y La otra (1989, 10’, Lucrecia Martel, con Danel Adanes, Daniel Fox, Gustavo Laiza y Carlos Yanny).

“Es una sección que mira al pasado de la historia revalorizando el lugar queer que se fue construyendo a través de los años. Tanto en focos de cineastas como en el rescate de películas poco revisitadas, siempre es importante la visibilización de obras del pasado, que permitieron este presente. Por eso no sólo rescatamos el cine queer, sino también de sus alrededores. Hay muchas películas que no son manifiestamente queer, pero las comunidades las han abrazado como parte de su cultura como una forma de vida fuera de la norma, la manifestación de un deseo diferente”.

Puesta entre la espada y la pared para recomendar un grupo de películas (“las de competencia no porque si bien no soy jurada, no está bien”), Guzmán dice que además de la de Torre Nilson y Martel, en ese pequeño grupo agregaría El gato de las nueve colas, de Darío Argentin (con James Franciscus, Karl Malden, Catherine Spaak y Pier Paolo Capponi), y los cuatro documentales de Canadá.