Los trascendidos aseguran que el propósito de nación es evitar la suspensión de clases, tal como ya lo hicieron los gobiernos de Jujuy y Misiones. Participaran del encuentro dirigentes gremiales y rectores de las universidades públicas y privadas.

En el encuentro que se realizará en el Palacio Sarmiento de CABA, se discutirán los pasos a seguir ante el avance del coronavirus. Según publicó Infobae, la voluntad del Gobierno es que continúen las clases con las medidas ya adoptadas: catorce días de aislamiento para alumnos y docentes que hayan regresado de alguno de los países foco de contagio y el refuerzo de los hábitos de higiene como el lavado de manos frecuente con agua y jabón.

“La suspensión del ciclo lectivo no es una medida que vayamos a tomar nosotros. La decisión, si en algún momento se considera necesaria, será tomada por los especialistas de la cartera de Salud. Por ahora la intención es que siga el dictado de clases”, dijeron voceros del ministerio de Educación Nacional.

Hoy por la mañana, Jujuy sorprendió con la decisión unilateral de su gobernador de interrumpir el ciclo lectivo por dos semanas. La misma medida adoptó hoy por la tarde Misiones. Su gobernador Oscar Herrera Ahuad declaró también la emergencia sanitaria. Y es que más allá de que la opinión nacional, cada provincia puede definir su curso de acción. Las escuelas están en la órbita de las jurisdicciones.

Nicolás Trotta, ministro de Educación nacional, reafirmó hoy más temprano la continuidad de las clases, pero también advirtió que trabajan en soluciones ante una eventual suspensión. La idea, llegado el caso, es que los alumnos no pierdan contenidos si deben permanecer en sus casas. Se piensa en plataformas digitales para que las provincias hagan llegar a las escuelas, aunque el poco tiempo para instrumentarlo apremia.

En el nivel superior, la Universidad Nacional de Salta (UNSA) aplazó dos semanas el comienzo de las clases por temor al coronavirus. Del mismo modo, hoy la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) definió cerrar las aulas en dos de sus facultades -Ingeniería y Ciencias Agropecuarias- por la sospecha de que un trabajador contrajo la enfermedad.

La Universidad de Buenos Aires (UBA), por su cuenta, estableció hoy a través de una resolución los mecanismos para que los estudiantes que están en cuarentena no pierdan contenidos. En esa línea, el rector Alberto Barbieri creó la “Comisión Asesora para el Diseño, implementación y seguimiento de un Programa de Contingencia para Enseñanza Digital COVID-19”.