Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

La producción de los laboratorios militares se distribuirá entre la población vulnerable. Además, el gobierno nacional dispuso que todos los hospitales militares del país atiendan infectados.

Desde el Ministerio de Defensa, allegados al ministro Agustín Rossi, confirmaron al sitio Infobae que los militares están trabajando en un plan para que varios laboratorios de las Fuerzas Armadas fabriquen alcohol en gel para repartir a poblaciones vulnerables del país como medidas preventivas. En rigor, no está definido aún en qué zonas y áreas se distribuirá ese insumo necesario para erradicar los gérmenes del coronavirus.

“Todo lo que hagan las Fuerzas Armadas en beneficio de la población en este momento quedará supeditado a la decisión final del Ministerio de Salud”, dijo una fuente de Defensa.

Esta decisión se complementará con la confección de barbijos sanitarios para evitar contagios de coronavirus. Todo esto se está empezando a poner en marcha con las sastrerías militares que cada fuerza tiene distribuida en el país. No está definida aún la forma de distribución de este insumo preventivo de gérmenes, pero está claro que en el Gobierno advierten que se tratará de un producto faltante ante un aumento de la pandemia en la Argentina.

Además, desde la cartera que lidera Rossi adelantaron que los hospitales militares de todo el país ya están a disposición y con salas especiales de aislamiento ante eventuales casos donde en una comunidad los hospitales públicos se vean desbordados por infectados con coronavirus.

Todas estas medidas dispuestas por el Ministerio de Defensa se sujetan al artículo 11 del decreto 260/2020 que emitió esta semana el Gobierno para tomar una batería de medidas destinadas a frenar los casos de contagio de coronavirus en el país.

En lo que respecta a las Fuerzas Armadas, ese decreto presidencial sostiene que “el Ministerio de Defensa pondrá a disposición de quienes deban estar aislados, las unidades habitacionales que tenga disponibles, según las prioridades que establezca la autoridad de aplicación, para atender la recomendación médica, cuando la persona afectada no tuviera otra opción de residencia”. También la normativa señala que las dependencias militares y sus profesionales de salud estarán disponibles para el apoyo que se les requiera.