Córdoba | Renunció el ministro de Salud tras el escándalo por la muerte de bebés en un hospital público

Cinco murieron debido a un cuadro de “hiperpotasemia por exceso de potasio” que fue “inyectada de manera intencional”. Hay una enfermera detenida e imputada.

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, presentó la renuncia al cargo tras los cuestionamientos recibidos por no haber denunciado ante la Justicia las muertes de bebés en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo de la provincia, ocurridas entre marzo y junio de este año.

«Quiero informarles que en el día de la fecha presenté al señor Gobernador mi renuncia como Ministro de Salud, cargo que he desempeñado con toda mi vocación», informó Cardozo mediante su cuenta de Twitter.

«Lo hago con la misma humildad y servicio que desempeñé la función, y también con el profundo anhelo de que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente”, agregó.

Pocos minutos después de la dimisión de Cardozo, el gobierno provincial informó por la misma red social que se designó a Barbás como nueva titular de la cartera sanitaria.

“Barbás tuvo un desempeño principal en el abordaje de la pandemia y valiosa tarea en la articulación del sistema sanitario. Es egresada de la Universidad Nacional de Córdoba y docente universitaria”, resaltó el gobierno cordobés.

La designada ministra de Salud provincial cumple funciones como secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, y se desempeñó como vocera oficial de la información sanitaria vinculada a la pandemia de coronavirus.

Barbás asumirá formalmente sus funciones esta tarde, tras prestar juramento durante un acto previsto para las 17.30 en el Auditorio del Centro Cívico.

La causa

Recientemente la investigación por la muerte de cinco bebés nacidos en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de Córdoba, demostró que perdieron la vida debido a un cuadro de “hiperpotasemia por exceso de potasio” que fue “inyectada de manera intencional”. Así lo reflejan los resultados de la autopsia a dos pequeños que fallecieron pocos después de nacer. Actualmente, la causa cuenta con una enfermera detenida e imputada.

“Se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida”, resaltan los datos forenses correspondientes a las autopsias de los recién nacidos, realizadas el 6 de junio pasado. Hasta el momento, estas son las únicas que se realizaron a partir de las sospechosas muertes que motivaron la investigación judicial, la cual se encuentra a cargo del fiscal de Instrucción Raúl Garzón.

El funcionario judicial realiza trámites procesales para determinar si, además de la enfermera detenida, existen otros responsables sobre la presunta mala praxis o intencionalidad de los resultados arrojados en los exámenes. Por esa razón recibió a los abogados querellantes y representantes legales de los empleados del centro de salud público provincial, donde ocurrieron las muertes.

Hasta el momento, Brenda Agüero, de 27 años, es la única detenida e imputada por esta causa. La enfermera fue acusada como presunta autora del delito de ‘homicidio calificado reiterado por procedimiento insidioso’ y fue alojada en el penal local de Bouwer.

Fuentes: Télam e Infobae