Sáenz y Arroyo (Foto: Prensa Gobierno de la Provincia de Salta)

Según detallaron desde el Ejecutivo, los mismos serán repartidos entre las personas que no puedan acceder al plan Alimendar.

Un segundo convenio fue firmado en las horas pasadas entre el gobernador salteño Gustavo Sáenz y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo.

Dicho acuerdo implica la confección de 160 mil “módulos alimentarios” destinados a “familias en condiciones de vulnerabilidad socio económica”. Aunque sólo se entregarán 40 mil por mes durante cuatro meses.

Según explicaron funcionarios del gobierno salteño, la firma de este convenio apunta a cubrir a la población que accede al Plan Alimendar. Es decir, los lugares a donde no llega la cobertura de la tarjeta Alimentar.

Las prestaciones previstas son para familias con niños de hasta  6 años, embarazadas y personas con discapacidad sin límites de edad. Los equipos que acompañarán serán tanto los agentes territoriales del Programa Alimentario Focalizado para Pueblos Originarios como agentes locales de Centros de Primera Infancia y personal de Atención Primaria de la Salud.

La ministra de Desarrollo Social de Salta, Verónica Figueroa, comentó que serán “módulos asistidos”, pues no será sólo entrega de los alimentos, sino que habrá un acompañamiento con equipos técnicos y complementarán con actividades de promoción el buen uso.