Continúa la búsqueda de un niño que fue arrastrado por el río Bermejo

Hace más de un mes que Nahuel Reales se encuentra desaparecido luego de haber sido arrastrado por el río Bermejo. Al momento del hecho la familia fue a pedir ayuda a la policía quien  empezó la búsqueda tres días después.

El lunes 19 de febrero cerca de las 17, un niño de 9 años fue arrastrado por el Bermejo durante un día de pesca con sus tíos. Era el mayor de los hijos de Gustavo Reales. El niño se tiró a las aguas mientras los mayores hacían un alto en la pesca.

Fue la primera vez que los hijos de Reales fueron de pesca. Nelson, hermano de Gustavo, sin saber nadar comenzó a correr hacia el lugar donde cayó y desapareció su sobrino. El otro muchacho se metió al río con un palo tratando de socorrer al jovencito.

Al no lograr el rescate, volvieron a la finca donde se alojaban junto a los abuelos de Nahuel Reales, el niño desaparecido, para contar lo que había pasado. Luego fueron hasta la dependencia policial.

Una vez enterados de la horrible situación, la familia de Nahuel salió a buscarlo. Ese mismo día la Policía dijo que ya no podían salir porque era de noche  así que la familia decidió  improvisar unas balsas con gomones de tractor y se metieron al río. Recién al tercer día la división de Bomberos y policía Lacustre salió a buscar al menor: “Dejaron que pasara mucho y cuando decidieron meterse hicieron solo 500 metros”, apuntó Gustavo en diálogo con El Tribuno.

En medio de la angustia, la familia Reales decidió hablar a un grupo de pescadores que conocían bien el lugar para potenciar la búsqueda. Sin embargo, el niño aún no aparece.

“Necesito que me ayuden, quiero encontrar a mi hijo, tengo esperanzas de que haya pasado para el lado boliviano -Los Naranjitos-, al frente hay unas cañas donde incluso vive mucha gente”. También necesita llegar al lado boliviano de la frontera, “a través de la Policía solicitamos el helicóptero de Gendarmería, pero no nos dieron respuestas”, informa el padre del niño.