Argumentó su condición de Fiscal General y emitió el sufragio válido, pero la vicepresidente de la mesa 1508 del Colegio Batalla de Salta rompió la constancia de emisión del voto. Bettina aduce que buscaba certificar la eficacia de las máquinas.

La precandidata a intendente por Capital por el Frente Sáenz emitió su voto a media mañana en la escuela Benjamín Zorrilla, aunque pasadas las 14.30 se apersonó en el colegio Batalla de Salta y emitió otro voto. Según relatan a este medio autoridades de la mesa, la precandidata llegó con Nicolás Kripper y un séquito de acompañantes y pidió revisar si “la maquina andaba bien”, con lo cual, aduciendo su condición de candidata y Fiscal General habría pedido un voto, lo emitió y hasta habría querido introducirlo en la urna.

Afortunadamente, la vicepresidente de la mesa 1508 se puso firme e impidió la insólita maniobra destruyendo la constancia de emisión del voto y ordenó la redacción de un acta que dejara constancia de la situación. Una de las autoridades de mesa de ese colegio relató a CUARTO que en medio de la anormalidad, uno de los acompañantes de Bettina Romero – Nicolás Kripper, actual secretario de Prevención y Emergencias de la municipalidad capitalina – se ofuscó contra las autoridades que resguardaron el correcto ejercicio de la democracia.

VIDEO:

AUDIOS:

«Imprimió un voto para verificar que la máquina andaba bien»

 

«Se molestó porque no la quise reconocer como fiscal general»