Manifestantes frente a migraciones bolivianas (Foto: El Chaco Informa)

Quienes apoyan a Evo Morales y quienes están en contra se debaten el corte o no del paso fronterizo que conecta ambas ciudades.

Los conflictos en Bolivia no cesan, diversas ciudades registran cortes de calles y bloqueos de ingresos o salidas hacia y desde las mismas. Así se reportó en el caso del puente que une Aguas Blancas (Orán) con Bermejo (Tarija). Opositores al gobierno de Evo Morales, en los días pasados llamaron a cortar todos los accesos internacionales y a proceder con la toma pacífica de diversas instituciones. El llamado se hizo desde Santa Cruz, tuvo repercusión pero no sin antes encontrar también resistencia por parte de quienes apoyan a Morales.

En el caso del puente que une Salvador Mazza (Argentina) y San José de Pocitos (Bolivia), ayer se vivieron momentos de tensión en horas de la tarde, cuando un grupo de manifestantes se dispuso a cortar el paso y tomar la oficina de Migraciones boliviana. La contraparte, según informa la prensa de Yacuiba, fueron los gremiales pociteños, quienes salieron en defensa de Morales y contra quienes piden que se anulen las elecciones y la renuncia del mandatario boliviano. Intervino la policía que mandó a una treintena de efectivos para vigilar que el suceso no derivara en un enfrentamiento.

“Con el correr de los minutos, la tensión fue disminuyendo entre los sectores; el diálogo fue primando y al final retomó la calma y la normalidad a la frontera, aunque la Policía decidió mantener a los efectivos, en caso que pudiera reavivarse el conflicto” publica el medio boliviano El Chacho Informa.

Además detallan que por ahora el paso a través del puente fronterizo “está expedito; lo que garantiza el normal desarrollo de las actividades en la zona”. De todas maneras, señalan que hay un bloqueo en la Rotonda de Cristo que “impide transitar de camiones de alto tonelaje, que paulatinamente se van acumulando en ambos lados de la frontera”.