Durante el juicio (Foto: El Tribuno)

2 cumplían condena efectiva mientras que otros 3 están bajo prisión condicional. Presentaron recursos que la justicia desetimó.

El caso tuvo lugar en 2016, cuando una investigación determinó que estos uniformados le brindaban protección e información a una familia narco en el barrio Alta Tensión, ubicado en la zona oeste de la ciudad.

En ese momento los miembros del Sector 5 de la División de Drogas Peligrosas fueron detenidos e imputados por los delitos de “asociación ilícita” y “confabulación”. Además recayó sobre ellos la imputación por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización doblemente agravado por la participación de tres o más personas en forma organizada y por haberse cometido por funcionarios públicos encargados de la prevención y persecución de los delitos.

Fueron a juicio el subcomisario Ricardo Enrique López; el oficial auxiliar Daniel Vizgarra; el sargento ayudante Rafael Siares; el agente Sergio López; la sargento ayudante Nancy Bruna; y los cabos Pedro Gustavo Carrizo, Carlos Alfredo Erazo  y  Javier Ramón Costilla.

En septiembre de 2018 resultaron condenados Pedro Gustavo Carrizo (33) a la pena de seis años y seis meses de prisión efectiva y multa, inhabilitación especial por cuatro años para ejercer cargos públicos; Rafael Antonio Siares (44), Javier Ramón Costilla (34) y Carlos Alfredo Erazo (26), en tanto, fueron condenados a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y multa por resultar autores responsables del delito de tenencia simple de estupefacientes e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, en concurso ideal. El resto quedó en libertad.

La defensa de Pedro Gustavo Carrizo interpuso un recurso que pretendía la nulidad del acta de allanamiento efectuada en el automóvil en el que circulaba el acusado, los jueces de alzada dijeron que la cuestión ya fue tratada y resuelta en la sentencia atacada, sin que los agravios expuestos alcancen a precisar los errores en la base fáctica o en el razonamiento de los jueces.

En relación al planteo efectuado por la defensa de Carlos Alfredo Erazo, los jueces del tribunal de alzada dijeron que en la crítica que ahora intenta se limita a reiterar el planteo ya resuelto en la sentencia atacada, solamente disiente con lo decidido sin explicar adecuadamente cómo la decisión ha lesionado los principios y garantías que invoca, lo que impide su tratamiento.

La defensa de Rafael Antonio Siares cuestionó el rechazo de la nulidad solicitada. En ese sentido, la alzada dijo que “la notificación de derechos en el ámbito que nos ocupa tiene por finalidad que quien pueda no conocer sus derechos los conozca y actúe en consecuencia, pero no es este el caso, pues quien forma parte de las fuerza de seguridad no puede no conocerlos”.

Todas las condenas fueron confirmadas.