Un hombre en estado de ebriedad arremetió contra un vehículo y, tras el siniestro, se quedó dormido. No hubo heridos. 

Ayer a la mañana en Buenos Aires y Alvarado, un vehículo impactó contra otro ocupado por una familia. Afortunadamente, no hubo heridos.

Municipalidad de Salta

Lo curioso del caso es que el vehículo que generó el accidente era conducido por un hombre alcoholizado. Y que, tras colisionar, se durmió en el mismo asiento del conductor.

Según la Policía, el siniestro se produjo pasadas las 11 de la mañana cuando el hombre circulaba, sin acompañantes, en un Peugeot 106 rojo y chocó contra un Peugeot 307 ocupado por un matrimonio, su hija y nietos. De forma autómatica, el conductor se quedó dormido sobre el volante.

La mujer que ocupaba el auto que recibió el impacto, se lamentó: “Podría haber matado a alguien. Fue demasiado imprudente circulando en pleno centro en ese estado de ebriedad”.

Al llegar la Policía pidió la colaboración de los inspectores de tránsito y solicitó una grúa que finalmente se llevó el vehículo. No hubo heridos.

Fuente: La Gaceta.