Condenaron al dueño del bar Kaetano y al dealer conocido como “Gordo Sativa”

Foto: FM Aries

Se llevó adelante un juicio abreviado. A otros tres se le dictaron penas condicionales por tenencia simple. Todo inició con una denuncia anónima y terminó con el allanamiento del conocido bar ubicado en el centro salteño. 

En un juicio abreviado condenaron a 4 años de prisión efectiva más multa a Rodrigo Exequiel López (32) y Sergio Luis Robín (59). Ambos fueron hallados culpables del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. La audiencia estuvo presidida por la jueza Mónica Faber.

En el caso de López, la jueza hizo lugar a la solicitud de la defensa para que el condenado cumpla la condena con modalidad de prisión domiciliaria. Lo autorizó además a realizar salidas de trabajo de lunes a sábados, de 6.30 a 15.30. Cumplido ese horario, deberá retornar a su casa, donde habrá consigna policial ambulatoria una vez al día, en horarios rotativos, para asegurar el cumplimiento de la condena.

En el caso de Robín, la jueza autorizó al imputado a cumplir la condena con modalidad de prisión domiciliaria por sus problemas de salud. Le impuso consigna ambulatoria tres veces al día, en horarios rotativos.

En el mismo fallo, otros tres sujetos resultaron condenados a un año de prisión condicional y multa como autores del delito de tenencia simple de estupefacientes. Se les fijaron las siguientes reglas de conducta, con apercibimiento de revocarse la prisión en suspenso y ordenarse su detención para el cumplimiento efectivo de la pena: establecer domicilio y mantenerlo actualizado; prohibición de cometer nuevo hecho que se considere delito; prohibición de consumir estupefacientes y de abusar del consumo de bebidas alcohólicas; someterse al cuidado del Programa de inserción social y supervisión de presos y liberados.

La causa

Todo inició a partir de denuncias anónimas registradas en contra de López, alias “Gordo Sativa”. En ellas se daba cuenta de que vendía drogas en la calle. Asimismo, especificaban que comercializaba cocaína, marihuana y ácido en el bar- billar ubicado en calle Córdoba al 300, del cual Robin era dueño.

Posteriormente, en un allanamiento realizado en el bar realizado a fines de  secuestraron drogas, elementos de fraccionamiento y dinero en efectivo. Durante el procedimiento también se les secuestraron sustancias estupefacientes a personas presentes en el local, en cantidades destinadas al consumo personal.