El Indec publicó los datos de la capacidad instalada en la industria revelando que trabajó al 56,6% en diciembre pasado. Los rubros más afectados: el tabaco, la edición e impresión, los textiles y las automotrices.

La Utilización de la Capacidad Instalada de la Industria (UCII), en diciembre, operó al 56,6%, lo que implicó una caída de 10 puntos respecto a igual mes de 2017 cuando trabajaba al 64%. En la comparación interanual la caída es de 7,4 puntos y se trata del peor mes del gobierno de Mauricio Macri en lo que respecta a la producción.

Los datos fueron publicados ayer por el Indec. Se trata del peor diciembre productivo desde el 2002. Entre los rubros más afectados que se encuentran por debajo del nivel general se encuentran: productos del tabaco (56%), edición e impresión (48,9%), productos de caucho y plástico (47,2%), la industria metalmecánica excepto automotores (42,8%), productos textiles (32,3%) y la industria automotriz (25,6%).

Por el contrario, los sectores que registraron un mayor nivel de actividad respecto al promedio general son refinación del petróleo (77,4%), industrias metálicas básicas (69,4%), papel y cartón (66,8%), sustancias y productos químicos (66,4%), productos minerales no metálicos (61,5%) y productos alimenticios y bebidas (58,9%).

Según el bloque sectorial, las causas pueden variar, aunque la caída del consumo interno golpeó de lleno a las empresas automotrices y las textiles, como así también significó en la contracción de las alimenticias. Asimismo, el ajuste fiscal que conllevó la caída de la construcción surtió como efecto dominó hacia los fabriles, la metalmecánica y los minerales no metálicos que a pesar de funcionar por encima de la media, registraron una contracción.

Entre los empresarios comparten el análisis de que el ahogo impositivo, la caída del consumo y el ajuste fiscal del Gobierno es un combo devastador para el aparato productivo local. No miran con buenos ojos los próximos meses y ya son varias las entidades que anuncian despidos, como recientemente lo hizo la neumática FATE.