Con apoyo de la UCR | Chubut quiere seguir los pasos de Salta, Catamarca y San Juan: eliminar las primarias

La provincia patagónica puso a discutir el proyecto tras un acuerdo del gobierno peronista de Mariano Arcioni con la conducción provincial del radicalismo. Los referentes nacionales de Juntos por el Cambio condenan la iniciativa.

Los principales líderes del PRO y muchos de la UCR volvieron a rechazar cualquier cambio en la legislación electoral que implique la suspensión o eliminación de las PASO previstas para el año que viene. Lo hicieron en relación a un proyecto que se puso en discusión en Chubut, tras un acuerdo del gobierno peronista de Mariano Arcioni con la conducción provincial del radicalismo.

Uno de los más enfáticos en rechazar la derogación fue Mauricio Macri, pero también lo hizo el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta: “En Chubut quieren eliminar las PASO y poner a los candidatos a dedo. Los chubutenses tienen que poder decidir qué candidato los representa mejor y desde Juntos por el Cambio vamos a defender siempre ese derecho”. También se manifestaron en contra Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Martín Lousteau, Alfredo Cornejo, Carolina Losada, Omar De Marchi, Graciela Ocaña o Cristian Ritondo. Sí llamó la atención que los tres gobernadores radicales no condenaran el hecho: el jujeño Gerardo Morales, el correntino Gustavo Valdés y el mendocino Rodolfo Suárez evitaron referirse al tema.

El “caso Chubut” tiene condimentos que responden a la lógica provincial pero que se proyectan y evocan otras dinámicas locales y del ámbito nacional. “Semanas atrás, dirigentes cercanos al gobernador Mariano Arcioni dejaron trascender la posibilidad de impulsar una ley de lemas para las próximas elecciones, pero su sola mención generó manifestaciones de rechazo social y político que obligaron a sus impulsores a desactivarla. No se trata de un hecho aislado: antes avanzaron con cambios en Salta, San Juan y Catamarca” destaca el sitio Infobae.

“El de Chubut puede ser un antecedente o un simulacro de lo que puede ocurrir en el Congreso Nacional. La eliminación de las PASO, como en la Patagonia, requeriría de apenas una disidencia para que se desate un efecto dominó que prive a la oposición de una herramienta útil para dirimir liderazgos. El poroteo en el Congreso Nacional encendió alarmas. Con 118 diputados del Frente de Todos, sólo están a 11 de conseguir la mayoría. Con algún argumento efectivo y no muy sofisticado, el oficialismo podría encontrarlos entre los diputados de las provincias que no responden a JxC, la izquierda, los libertarios y tres o cuatro radicales” resaltó el mismo medio.