Con 1.764 casos, Salta es la segunda provincia del país con más egresos hospitalarios por aborto

Lo informó ayer el Jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña. Lo hizo a días de que comience el debate sobre la despenalización del aborto. Los datos oficiales dejan mucho que desear pero pincelan bien una realidad que muchos se niegan a ver.

Fue ayer en la visita informativa que realizara Marcos Peña a la cámara de diputados donde respondió preguntas de todo tipo. Pese a que la discusión sobre la despenalización del aborto ocupó una porción mínima de la sesión de ayer, el jefe de los ministros nacionales sí respondió por escrito una veintena de preguntas sobre el tema que a partir del martes se empezara a debatir en el parlamento.

El escrito al que accedió el diario La Nación precisaba la cantidad de abortos que se practican por año en nuestro país apelando a un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal): 500.000 anuales. No obstante ello y ante la ausencia de datos oficiales sobre abortos clandestinos, Peña se explayó más sobre los egresos hospitalarios por aborto cuyo último dato disponible corresponde al año 2014 con datos que sorprenden en general y a los salteños en particular.

Ese año los egresos hospitalarios por aborto fueron 47.063 en los hospitales públicos de todo el país. De ese total casi 20.000 (el 42%) corresponde a mujeres menores de 25 años. El mayor número dentro de esa franja etaria provino de la provincia de Buenos Aires con 5959 casos pero el dato sorpresivo es que el segundo lugar lo ocupa Salta, con 1764 casos, una cifra extremadamente elevada si se tiene en cuenta la población salteña. El diario La Nación recordó al respecto que Salta y Buenos Aires son 2 de las 9 provincias 24 que no suscribieron el protocolo del Ministerio de Salud para la interrupción legal del embarazo.

Pero hay más: siempre de acuerdo con la información que aportó Marcos Peña los egresos hospitalarios por embarazos adolescentes (de menores de 20 años) fueron 8000 en 2014, un 17% de los 47.063 registrados en el año 2014. Las provincias con mayor porcentaje en esa franja etaria fueron Chaco y Entre Ríos, con el 22,9% y 22,2%, respectivamente.

Con respecto a las muertes como consecuencia de abortos, los datos que expuso el Jefe de Gabinete corresponden a la Dirección de Estadísticas e Información de Salud correspondientes al año 2016 y fueron los siguientes: 43 mujeres muertas como consecuencia de abortos lo que convierte al aborto en la principal causa de muerte materna; la cifra incluye tanto los abortos espontáneos como los inducidos; 4 de esas 43 mujeres eran menores de 20 años; 12 tenían entre 20 y 24 años; 8 entre 25 y 29; y 19 eran mayores de 30.

También se detalló además que doce de esas 43 muertes (el 28%), corresponde a abortos espontáneos, embarazos extrauterinos u otros «productos anormales de la concepción». Las 31 muertes restantes (el 72%) están catalogadas como productos de «otros abortos», «abortos no especificados» e «intentos fallidos de aborto».

En el informe de Peña se agrega además que «gran parte de los embarazos en la adolescencia de niñas menores de 15 años son fruto y producto de situaciones de abuso sexual y violación, y esto tiene riesgos sobre la salud de las niñas ya que su interrupción muchas veces se hace en condiciones inseguras».