El ex subsecretario de fronteras y de formación policial y programas de seguridad de la Nación, Matías Lobo, graficó la importancia de esa medida apelando a los registros de ingresos y egresos ocurridos en Orán durante los últimos años.

Nuestro país posee en su frontera Norte dos elementos que la convierten en un área especialmente dificultosa para el ejercicio del control fronterizo. El primero es la presencia de un alto tránsito vecinal de poblaciones que están conectadas por lazos sociales, comerciales y culturales permanentes. El segundo es la costumbre social arraigada de estas poblaciones de transitar por pasos no habilitados para realizar la entrada y salida cotidiana del país.

A modo de ejemplo, y para poder dimensionar la cantidad de personas que acostumbran circular por pasos no habilitados; en el paso internacional Puerto Chalanas de Aguas Blancas (Provincia de Salta, Departamento de Orán), tuvimos en octubre de 2018 un registro migratorio de 82.728 ingresos y egresos, y en octubre de 2019 pasamos a un registro de 189.168 ingresos y egresos. Este crecimiento de 128% del registro migratorio solo fue posible gracias a un esfuerzo sostenido de cierre de pasos no habilitados, y un trabajo arduo con la comunidad local para bregar por un cambio de costumbre social que implique ver el control fronterizo como una medida de seguridad y no como un trámite burocrático innecesario.

Las zonas de la frontera Norte que requieren una atención especial, por las razones antes esgrimidas; son: La Quiaca (Jujuy), Aguas Blancas y Salvador Mazza (Salta), Clorinda y Formosa (Formosa) y toda la zona de la Hidrovía Superior (Ríos Paraguay y Paraná Superior). En estas áreas encontramos la mayor cantidad de tránsito vecinal fronterizo y la mayor cantidad de pasos no habilitados.

El cierre efectivo de las fronteras en las áreas detalladas debe contemplar, además del cierre formal de los pasos habilitados; un despliegue operativo especial de fuerzas de seguridad en los pasos no habilitados que permita un control territorial estable y permanente, a través del cual se cumpla de manera efectiva el cierre de fronteras”.