Columna de Sandra Carral Garcín | Calidad de las Vacunas COVID-19: de los ensayos clínicos a la producción masiva

Ing. Sandra Carral Garcín.

En medio del drama que impone el COVID 19 y el rol clave de las vacunas, la columnista analiza aspectos reglamentarios eludidos en Europa para la producción de las mismas.

En nuestra vigilia sobre lo que va sucediendo en el mundo en la actual pandemia por causa del virus SARS-CoV-2 Wuhan y sus variantes (las primeras de las cuales aparecieron en el mundo desarrollado ya en el año pasado), nos pareció útil centrarnos en los aspectos reglamentarios eludidos en Europa, continente reputado por la exigencia en la normativa relativa a los productos comercializados en él (sean de origen interno o externo al continente).

Como una importante excepción al cumplimiento de estos requerimientos, hemos citado en anteriores oportunidades las flexibilizaciones introducidas por el Reglamento UE 2020/1043, de julio 2020, en cuanto a la no exigencia de estudios de riesgos sanitario y medioambiental previos a los ensayos clínicos de vacunas COVID-19 (en su carácter de productos OGM -Organismos Genéticamente Modificados- o MGM -Microorganismos Genéticamente Modificados-), ensayos efectuados en diferentes países de la Unión Europea, así como otras flexibilizaciones en relación con controles correspondientes al aprovisionamiento, distribución y comercialización de productos OGM o MGM, y como productos farmacológicos. En efecto, un recurso* contra la supresión de reglas de bioseguridad en materia de las vacunas OGM fue presentado en octubre 2020 en la Corte de Justicia de la UE, portado por la ONG americana Children Health Defense y varias asociaciones.

Sin hacer referencia específica a tal o cual vacuna COVID-19, interesa en esta columna remarcar ciertos aspectos visibles en la comunicación mediática en relación con estos productos. Luego de algunos casos ocurridos en nuestro país, de personas vacunadas que posteriormente enfermaron de COVID-19, algunos muy notorios y otros fatales, se ha escuchado aducir que éstos entraban en el porcentaje de ineficacia de tal o cual vacuna (con el cual se comparan las vacunas). Resulta entonces necesario aclarar qué es la eficacia de una vacuna, la cual suele confundirse en su interpretación. Una eficacia** del 90% de una vacuna, significa que la probabilidad de desarrollar COVID-19 en las personas vacunadas disminuye en un 90% en las personas vacunadas (y no que un 90% de los vacunados esté protegido y el 10% pueda enfermarse). Dicha eficacia se calcula evaluando un parámetro entre 2 grupos de voluntarios: un grupo de control al cual se le da un placebo (sustancia sin uso terapéutico) y un grupo que realmente recibe la vacuna. Para la mayoría de las vacunas COVID-19 se ha estudiado su efecto en la prevención de la enfermedad y no si las personas se infectaban o no. Otro parámetro que interviene es el tiempo de duración del estudio, o sea el período de observación del parámetro anteriormente mencionado.

Luego, hay que hablar de la efectividad de una vacuna. La eficacia de una vacuna es obtenida en un ensayo clínico bajo condiciones controladas y con un número de pacientes acotado (muestra). La efectividad, por el contrario, surge de la recolección de datos cuando el producto es aplicado a una población mucho más heterogénea, donde las condiciones no son tan controladas, a una escala real. Por ello es importante tener en cuenta la diferencia entre estas dos escalas, no es lo mismo considerar parámetros provenientes de ensayos clínicos como aquéllos que surgen de las estadísticas a una escala de aplicación real de estos productos (por ejemplo, para la vacuna Sputnik V***, la muestra de ensayos clínicos para el análisis primario de eficacia fue de 12.296 sujetos, siendo el grupo de control 3.038 sujetos y el grupo vacunado 9.258 sujetos). Razón por la cual, reunir los datos que surgen del seguimiento de los vacunados a gran escala en relación no sólo con quienes contrajeron o no la enfermedad sino también con los efectos adversos reportados, o casos fatales en el caso de que sucedieran, es lo razonable para reportar cuál es la incidencia real de la vacuna.

Volviendo a lo que sucede después de los ensayos clínicos primarios, es decir en la escala de la producción masiva de las vacunas, otras variables aparecen, que pueden incidir en la efectividad esperada, con el cambio de escala. Así, por ejemplo, en cuanto a la autorización de comercialización de estos productos en Europa, una experta internacional en regulaciones para la industria farmacéutica, la doctora en Farmacia Catherine Frade, realizó un exhaustivo análisis**** sobre los datos públicos europeos de las AMM -Autorisation de Mise sur le Marché- para 4 vacunas COVID-19 (BioNTech / Pfizer, Moderna Biotech, AstraZeneca, Janssen) con fecha 30 de marzo 2021.

Dichas AMM son de tipo condicional y fueron obtenidas entre diciembre 2020 y marzo 2021. La doctora Frade explica que estas AMM son condicionales, sólo válidas por 1 año, porque fueron obtenidas sobre la base de datos no exhaustivos, incompletos: “una AMM standard de 5 años requiere que los laboratorios entreguen un conjunto de estudios actualmente en curso y otros planificados para los próximos años. A lo largo de este proceso, una vigilancia es organizada por medio de intercambios regulares entre los laboratorios fabricantes y las autoridades de salud. La AMM condicional es reevaluada cada año en función de los aportes y análisis crítico sobre un año completo”.

La experta señala, entre otros, que la AMM condicional de las vacunas según el procedimiento europeo centralizado acelerado (para 30 países) ha sido “acordado en el interés de la salud pública para responder a una necesidad médica no satisfecha”. Razón de más para recordar la diferencia de exigencias en cuanto hace a publicaciones científicas y cumplimiento reglamentario según se trate de las nuevas vacunas COVID-19 o de medicamentos ya conocidos como la hidroxicloroquina, la ivermectina, etc. Esta AMM condicional para las vacunas difícilmente se hubiese otorgado en el caso de que hubiese un tratamiento validado para la COVID-19…

Sin ser exhaustivos en la presente columna sobre este excelente análisis de situación, interesa rescatar las conclusiones de la experta, en cuanto a que la AMM condicional europea fue obtenida en base a estudios incompletos y por venir, por lo cual la administración de tales vacunas en 2021 constituye un proceso de investigación a gran escala, recordando por lo tanto el derecho de los postulantes a la vacunación a solicitar todas las informaciones útiles a su consentimiento informado, incluyendo el prospecto de la vacuna.

El doctor en Farmacia Amine Umlil, farmacólogo del Centre Territorial d’Information Indépendante et d’Avis Pharmaceutiques / Centre Hospitalier de Cholet, resume***** otros aspectos de las numerosas variables que hay en cuanto al aseguramiento de la calidad final de tales vacunas. Los plazos de entrega de informes para confirmar la eficacia, seguridad y tolerancia de las vacunas citadas van de diciembre 2022 a diciembre 2024. Otro plazo (de junio 2021 a junio 2022 según la vacuna analizada) ha sido fijado para entregar las pruebas de calidad para la sustancia activa y el producto terminado, o sea la calidad intrínseca (corazón del producto vendido y aplicado a millones de personas). De los documentos públicos analizados surge que los laboratorios (según el caso) deben aportar informaciones faltantes tales como: datos de validación suplementaria para confirmar la reproductibilidad del procedimiento de fabricación del producto terminado, completar la caracterización de la sustancia activa y del producto terminado, reforzar la estrategia de control con el objeto de asegurar una calidad constante del producto, dar informaciones complementarias sobre el proceso de síntesis y estrategia de control de excipientes determinados, confirmar el perfil de pureza de ciertos excipientes, asegurar el control de calidad y la reproductibilidad entre los lotes a lo largo del ciclo de vida del producto terminado, dar información sobre la estabilidad de la sustancia activa y del producto terminado, entregar el informe final de los estudios clínicos, etc.

El experto opina que estos estudios clínicos llevados a cabo a escala mundial no deberían haber sido iniciados antes de un aseguramiento de la calidad intrínseca del producto terminado (nota la variabilidad posible entre distintos centros de fabricación, entre distintos lotes, entre una región y otra, etc., lo cual compromete la validez de los estudios en curso).

En conclusión, a la vista de estos detalles, es claro que el tema Vacunas COVID-19 es mucho más amplio y no tan simple como se quiere presentar. Se entiende que para los pacientes en general resulte difícil descifrar los innumerables informes y reportes que van siendo actualizados, razón por la cual es un asunto que debería ser tratado entre paciente y médico, por ser estos medicamentos experimentales con información incompleta. Sirve también, hacer un análisis comparado de la dinámica de estos procesos llevados a cabo por las diferentes agencias regulatorias propias de cada región, sobre todo teniendo en cuenta la importancia que se le da en nuestro país a la validación de procesos efectuada por las agencias extranjeras.

Referencias:

* Vaccins OGM – Pour le maintien des analyses de risques et des protocoles de sécurité sanitaire

http://www.avocats-tumerelle.fr/2020/10/21/vaccins-ogm-un-recours-lance-pour-maintenir-les-regles-de-biosecurite/

** Qué significa que una vacuna tenga una eficacia del 90%?

https://theconversation.com/que-significa-realmente-que-una-vacuna-tenga-una-eficacia-del-90-156710

*** Más datos sobre eficacia y seguridad de la vacuna Sputnik V

https://www.fundacionfemeba.org.ar/blog/farmacologia-7/post/mas-datos-sobre-eficacia-y-seguridad-de-la-vacuna-sputnik-v-48785

**** Éclairage sur les données publiques européennes des AMM conditionnelles pour les 4 vaccins COVID-19 (30 Mars 2021)

http://www.catherinefrade.com/wp-content/uploads/2021/04/%C3%89clairage-donn%C3%A9es-publiques-europ%C3%A9ennes-AMM-conditionnelles-4-vaccins-COVID-19-30-Mars-2021.pdf

***** Vaccins contre la COVID-19: des incertitudes même sur la qualité intrinsèque des produits, sur leurs procédés de fabrication, sur les lots commercialisés… selon les documents officiels publiés par l’Agence Européenne du Médicament (EMA)

https://ctiapchcholet.blogspot.com/2021/04/inedit-exclusif-vaccins-contre-la-covid.html