Cobraba parte del sueldo de sus asesores | La dipugarca correntina ahora pidió licencia legislativa

Se trata de la diputada por la UCR, Estela Regidor, quien se vio envuelta en una polémica tras la viralización de unos audios en los que pedía a sus empleados que «donaran» la mitad de sus salarios para «actividades benéficas».

La diputada nacional Estela Regidor (UCR-Corrientes) está en el centro de una polémica. En los días pasados se conocieron unos audios s en los que la legisladora habría pedido que sus asesores le donen la mitad de sus salarios. Ahora optó por pedir licencia de su cargo como legisladora.

Regidor, en un comunicado, aclaró que esa conversación fue «malintencionadamente editada» y precisó que el destino de esa donación era para que sus colaboradores ayuden a «personas en situación vulnerable», tal como lo hace ella «con parte de su dieta».

En ese mismo sentido, la legisladora correntina confirmó que se presentará ante la Justicia para que investigue lo acontecido, tras aclarar que «de ninguna manera mi intención, en aquella conversación con mi equipo de asesores, fue solicitar dinero de sus salarios para mi persona».

Asimismo, la legisladora dijo confiar en que la Justicia «podrá deslindarme de las acusaciones que por estas horas los medios de comunicación están formulando sobre mi persona».

«La intención, que quedó clara en la larga conversación que fue malintencionadamente editada, fue pedir que colaboren con otras personas, como ayudo yo con parte de mi dieta a personas con situación social vulnerable», añadió Regidor.

«Basados en la difusión de audios de una conversación sucedida en el mes de enero, audios que fueron editados con manifiesta intención de perjudicarme, he decidido -en primer lugar- pedir licencia a mi banca como diputada por la provincia de Corrientes», apuntó.

El antecedente

La diputada Regidor es recordada por su intervención en el debate por la Interrupción Voluntaria del Embarazo en 2018. En la defensa de su postura, la legisladora –que se definió como protectora de animales–, hizo una comparación con los «perritos» para rechazar el proyecto, en esa oportunidad.

«Seguro que muchos de ustedes tienen mascotas. ¿Qué pasa cuando una perrita queda embarazada? No la llevamos al veterinario a que aborte. Enseguida salimos a buscar a quién regalarle los perritos. Fíjense cómo son los animales, las peores fieras quieren a sus crías. ¿Qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esta maldita razón que nos tapa el corazón, los sentimientos? Si fuéramos un poquito más animales, no mataríamos a nuestras crías», enfatizó.

Y finalmente se preguntó: «¿Qué lleva la mujer en su vientre: un pomelo, un árbol o un perro?… No, lleva algo de su misma especie, y se llama hijo», concluyó la legisladora aquel día.