El popular cantante salteño ya adelantó que estará el sábado en la Bombonera para presenciar la primera súper final de la Libertadores entre Boca y River. Dice tener buena onda con jugadores millonarios pero su corazón es xeneize.

Las emociones del “Chaqueño” quedaron estampadas en una columna que escribió para el diario Clarín en donde como hincha, aseguró que su equipo es favorito para el partido aunque advirtió que se trata de un clásico y un partido histórico: “que dos argentinos disputen la final de la Copa, es una situación única en donde ninguno de los dos puede aflojar, porque el que afloja pierde” enfatizó.

El músico oriundo del departamento de Rivadavia en la provincia de Salta, relató en su columna que el viernes toca en Tucumán y de ahí vuela a Buenos Aires para dos horas antes del partido salir hacia la Bombonera donde posee un palco. Palavecino rememoró también la historia de su fanatismo por el xeneize: “Me hice hincha de Boca en el barrio de Tartagal. Cuando llegué de Chaco no tenía definido de quien era hincha porque no teníamos ni radio allá. Pero en Salta vi hinchas de Boca y de River y me gustó mucho la camiseta azul y oro y elegí a Boca”, relató.

En uno de los pasajes más simpáticos del escrito admite que viene perdiendo varias apuestas con el capitán del club millonario: “Para esta Copa ya le aposté una cena a Leonardo Ponzio, porque tenemos una amistad y en todos los clásicos apostamos algo. En el partido pasado me ganó un cordero patagónico. La idea es que la cena duela un poco, invitar a los amigos y a los amigos de los amigos para que salga más”, aclaró.

La columna también se refirió a aspectos como los que siguen: “En la Copa Libertadores los partidos son siempre duros, de mucha fuerza y de mucha lucha. Seguramente los muchachos van a salir bien entrenados. Es duro que no haya visitantes. Es muy lindo escuchar a las dos hinchadas. No me gusta cuando hay un gol del visitante y lo festeja solamente el jugador. El ida y vuelta de las tribunas es hermoso. Espero que algún día se solucione este problema. Esta semana tuve discusiones con hinchas de River, pero hay que bancársela. Ojalá que no perdamos, pero si perdemos vamos a tener que aguantarnos las cargadas. Porque ese es el folclore del fútbol”.