La manguera que cruzaba la Quebrada internacional llevando aceite, al fondo los "puentes" armados con pallets. (Foto: Gendarmería)

La insólita operación fue desbaratada por Gendarmería. El “oleoducto” de más de 100 metros cruzaba la Quebrada Internacional hasta el Estado Plurinacional de Bolivia.

Así como el famoso narcotraficante mexicano solía cavar túneles para mandar drogas a suelo estadounidense, estos traficantes de aceite elaboraron una estrategia similar: enviar el producto comestible de manera subrepticia mediante el uso de mangueras y tubos que cruzaban desde Argentina hasta Bolivia. Aprovechaban la pendiente natural del terreno para mandar aceite de cocina al país vecino, donde, dado el tipo de cambio, resulta más barato comprar aceite argentino que boliviano.

Municipalidad de Salta

La insólita metodología se dio en la frontera de Salvador Mazza, en el norte salteño. Según informe Gendarmería, allanaron una finca ubicada en el lado argentino de la Quebrada Internacional, donde descubrieron “un tubo bajo tierra que conducía al país vecino”.

Intervino el Escuadrón 61 “Salvador Mazza”, con apoyo de personal del Destacamento Móvil 5 y de AFIP-DGA Delegación “Pocitos”. Actuaron bajo las órdenes del Juzgado Federal de Garantías de Tartagal.

Señalan que, en el mismo procedimiento, registraron el inmueble en cuestión y hallaron armas: dos escopetas, una calibre 16 mm y otra calibre 14 mm, así también alrededor de una veintena de cartuchos. También decomisaron tres bases radiales móviles para UHF, ocho cámaras de seguridad, una chapa patente, una pieza metálica (block de motor) con pedido de secuestro y 100 kilos de soja en bolsas de arpillera.

Pero eso no es todo, porque además hallaron “ una manguera de dos pulgadas de diámetro y 30 metros de largo y un tubo de polímero de dos pulgadas y media y 100 metros de largo color negro, los cuales eran utilizados para el contrabando de aceite comestible desde el territorio argentino hacia el país vecino”.

La conclusión a la que llegaron los gendarmes, luego de las “tareas investigativas” es que “se utilizaban camiones cisterna cargados de aceite comestible, aprovechando las condiciones que ofrecía el terreno elevado del lado argentino donde desarrollaron un sistema con mangueras en partes enterradas hasta un metro para evadir los controles”.

Junto a la incautación de los elementos antedichos, la justicia ordenó la “destrucción de dos puentes que atravesaban la Quebrada Internacional”. Señala que eran utilizados como pasos no habilitados para contrabando. Hay tres personas detenidas.

Foto: Gendarmería Nacional