Chaco salteño | «Hay un engranaje político y judicial para que los empresarios poderosos se queden con la tierra»

El titular del Frente Nacional Campesino, Benigno López, entrevistado por el programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5) se refirió a la situación que atraviesan muchas familias en el norte provincia. La próxima semana marcharán hacia Salta Capital en reclamo por la tenencia legítima de la tierra.

Publicidad electorar - Emiliano Estrada

Persiste el conflicto en el departamento de Rivadavia por la tenencia de la tierra. De un lado los poderosos son beneficiados por la Justicia que ordena desalojos de familias de campesinos y pequeños productores que anunciaron una marcha a la capital salteña la próxima semana a modo de reclamo.

Benigno comentó que vienen realizando asambleas en el Chaco salteño, donde «los que trabajan la tierra y son de ahí están siendo intimados por la justicia a abandonar sus puestos, su trabajo y hasta su ganado». En esta zona gran parte del campesinado se especializa en la ganadería de monte.

En ese sentido, el entrevistado comentó que «siempre es algo muy oscuro»; y luego especificó el caso en el que Gianfranco Macri tiene en disputa una parcela de tierra frente a una familia de criollos de la zona, los Segovia. También se refirió a la «gente conocida en la zona que hace arreglos con los grandes empresarios». Estos sería los «prestanombres» a la hora de hacer reclamos judiciales por la tierra para desalojar a los criollos.

Los casos se cuentan por decenas al norte y sur de la Ruta 81; incluso desesperación por parte de algunas familias que podrían perderlo todo. Así lo detalló Benigno, y esa sería una de las grandes razones para convocar a esta marcha del 18 de octubre en Salta Capital.

«intentamos lograr una decisión política favorable para las familias campesinas que son tan castigadas por estas usurpaciones, desalojos y grandes desmontes que están desequilibrando el medio ambiente y la economía de la zona», comentó el referente de los campesinos.

La justicia

Más adelante en la entrevista, Benigno se refirió puntualmente al accionar judicial salteño. El adjetivo que halló para describirlo fue «complejo»; ello en tanto que puede resultar enrevesado y confuso para quien no está al tanto de lo que sucede en el norte salteño. Así, detalló que casi siempre «hay una reivindicación para recuperar supuestamente la tierra de parte de un empresario poderoso o un particular que cuentan con abogados como Belmont que es apoderado de Macri y otros empresarios poderosos. Y los campesinos casi siempre caen con abogados que terminan arreglando con la parte opuesta».

«Hay todo un engranaje judicial y político que permite que siempre los pobre pierdan y que los de afuera o los que tienen mucha plata ganen y se queden con grandes extensiones de tierra», se lamentó Benigno.

El Estado

«Pasaron muchos gobernadores y gobierno, pero todos hacen casi siempre lo mismo», comentó el entrevistado cuando se el consultó sobre la intervención estatal y de los organismos que deberían controlar estas situaciones de desalojos amañados.

«Hacen relevamientos, de ahí podríamos decir que llevan adelante algunos hechos concretos, pero de cien casos, solo uno se soluciona y lo muestran como el gran hecho político, como la gran solución», acotó.

«Nosotros interpretamos que falta decisión política o el Estado está muy presionado por las corporaciones por lo cual se hacen los desentendidos. Porque los campesinos saben lo que hace falta; hacen falta mensuras, que se llegue a la escritura del título de propiedad para las familias, y que el Estado intervenga para resolver los conflictos, no para empeorarlo. Porque lo que sucede es que las instituciones de Salta intervienen normalmente para complicar más; a lo que se suma la presencia de algunas extrañas ONG’s que han dado resultados negativos tanto para las familias originarias como campesinas».