La Asociación Criolla Guardianes del Monte solicita ayuda urgente para los campesinos y no descartaron medidas de fuerza para conseguirlo. Imágenes impactantes.

Animales muertos en medio del monte o sobre las calles del pueblo. Jóvenes que trasladan en carretillas de madera algún bidón de agua al que resguardan como metal precioso. Así se ha vuelto el paisaje de parajes y puestos de los departamentos de San Martín y Rivadavia en el norte provincial producto de una sequía alarmante que ya deslizó al Frente Nacional Campesino (FNC) a solicitar la emergencia hídrica.

Ahora se informó que alrededor del 80 % de las familias campesinas de Chaco Salteño están atravesando una situación de EMERGENCIA Y DESASTRE por la fuerte sequía y las altas temperaturas que azotan la región. En ese marco, los pequeños productores de la Asociación Criolla Guardianes del Monte (ACGM), organización de base del FNC, advirtió que “sufren grandes pérdidas en la producción ganadera; escasea el agua para consumo familiar; se mueren los cerdos, las cabras, las ovejas y los vacunos por efectos de la sequía y el calor, se mueren de hambre y de sed”.

De allí que soliciten asistencia directa y urgente los siguientes puntos: 1)  Distribución de agua para las familias y para los animales; 2) Alimento balanceado, maíz, alfalfa y rollos de pasto; 3) Insumos veterinarios y asistencia técnica; 4) Perforaciones para extracción de agua.

“La ACGM – FNC denuncia que se observa ausencia del estado en el Chaco Salteño, en estos momentos tan desesperantes, las autoridades priorizan la burocracia cuando deberían recurrir con insumos y agua para salvar la producción campesina y auxiliar la salud de la población y evitar un desastre mayor y más lamentable. La ACGM anuncia que si el estado no recurre en auxilio de las familias campesinas con urgencia, ellos y ellas se reunirán el miércoles 6 de noviembre para tomar mediadas de fuerzas”, finaliza el parte.