Su bebé había fallecido el viernes. Este miércoles se conoció el deceso de la pequeña.

La niña de 13 años que había sido obligada a parir en Resistencia, Chaco, murió tras ser sometida a una cesárea. De esta manera, tanto la pequeña como su hijo fallecieron en cuestión de días.

La Izquierda Diario informó que el Hospital Perrando, de Resistencia, confirmó el fallecimiento de la niña, que además presentaba un cuadro de desnutrición crónica, anemia, neumonía y hasta el viernes pasado, un embarazo de 32 semanas.

La víctima pertenecía a una comunidad qom y a pesar de haber sido víctima de abuso no tuvo derecho a acceder a información elemental para consentir su embarazo.