Rosa Sulca

Pidió prestar declaración y se responsabilizó del asesinato. El crimen conmocionó a la provincia por la brutalidad ejercida y porque la docente anunció su muerte por teléfono a la policía.

El día 28 de abril en horas de la madrugada, Rosa Sulca, una docente que vivía en Villa Mitre, se comunicó con el 911 para pedir auxilio, mientras aseguraba que la estaban atacando en su propio domicilio. La Comisaría 4° envió dos efectivos hasta el domicilio, los uniformados llegaron hasta el lugar y como no obtuvieron respuestas se fueron sin verificar el estado en que se encontraba la persona que había realizado el llamado. Horas más tarde del mismo día, encontraron su cuerpo. La docente había sido apuñalada brutalmente y por el hecho se detuvo a una chica de 17 años y un joven de 18. Días después se detuvo a un tercer imputado.

Municipalidad de Salta

Hoy el sitio de Fiscales Penales Salta informó que la menor que se encuentra imputada como autora del hecho solicitó prestar declaración en sede fiscal. La audiencia se concretó este jueves y la adolescente estuvo acompañada del Defensor Oficial de Menores, de una Asesora de Menores e Incapaces y de su madre. “En sus dichos, la menor se responsabilizó del homicidio de la maestra de Villa Mitre, atribuyó la conducta desplegada al consumo problemático de sustancias estupefacientes y trató de desvincular a los otros imputados en la causa, Pablo Ezequiel Verón y Martín Oscar Laime”, destacó el reporte de ese sitio.

En esa causa también hay tres policías y dos operarios civiles del 911 imputados. A ellos se los acusa por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abandono de persona seguido de muerte.

Te puede interesar: 

Audio | El pedido de auxilio de la docente asesinada vuelve aún más inexplicable la falta de reacción de la Policía