Caso Reynoso: Federico Magno sostiene que la querella no tiene pruebas fuertes

Se suman testigos a la causa que se lleva contra el ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso por el cobro de coimas a narcotraficantes. Se está evaluando la posibilidad de que declare Abel Cornejo, juez de la Corte de Salta.

Continúa el juicio contra el ex juez federal de Orán, destituido y procesado por ser el supuesto jefe de una asociación ilícita. Según la acusación fiscal Reynoso favoreció, mediante sus resoluciones, la libertad o la atenuación de las causas en favor de narcos mediante coimas.

Federico Magno, el codefensor del ex magistrado, manifestó en comunicación con El Tribuno que estaba muy conforme con el desarrollo del juicio  ya que no había ninguna prueba sólida que responsabilice al juez en los delitos que le imputan.

Según el abogado todas las resoluciones analizadas por el imputado en el momento que ejercía su función y cuestionadas por la querella se basaron en criterios jurídicos: «el ochenta por ciento de las resoluciones fueron confirmadas por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta. Habría que consultarle a los jueces y a los fiscales de ese tribunal porqué avalaron esas resoluciones». Lo mismo dijo en relación con la actuación del fiscal del Jugado Federal de Orán, José Luis Bruno.

El profesional del derecho se desentendió de la acusación a la abogada María Elena Esper como la principal operadora de los pedidos de coima en nombre del ex juez. Relacionado a esto afirmó que cada uno se tendrá que hacer cargo de las cuestiones por las que se los imputan.

Otro testigo

El empleado Carlos Horacio Vergara manifestó que  no advirtió situaciones irregulares en el juzgado. Sin embargo contó que hubo una vez en la que Reynoso le pidió a modo de favor personal que analice cuántas llamadas a René Gomez, también imputado, figuraban en el expediente. El pedido viene de la mano de que se acusaba al magistrado de acordar en ellas la transferencia de una finca como pago de una coima.

 El juez de la Corte de Justicia de Salta

En la audiencia de ayer el Tribunal Oral Federal hizo lugar a un pedido de Reynoso para que el juez de la Corte de Justicia de Salta, Abel Cornejo, declare como testigo.

La razón de este pedido fue la indignación del ex juez al escuchar las declaraciones de Cornejo respecto al juicio hechas en una entrevista con La Gaceta: “me preocupa mucho el juicio, lo que ha sucedido es una radiografía de lo que no debe volver a suceder nunca más y una oportunidad para hacer una reforma profunda dentro de la Justicia Federal, como lo vengo señalando hace mucho y no veo que esté ocurriendo”, señaló el juez de la Corte.

Además agregó que “en esa causa está todo lo suficientemente  claro, yo en su momento tuve diferencias importantísimas con Reynoso en 2006 con lo del cargamento de 113 kilos de droga, en donde señalé irregularidades en ese Juzgado”, comentó.