Foto: El Tribuno

A poco más de un mes de la primera denuncia pública y formal, se sumaron otras mujeres que detallaron el mismo modus operandi: Rangeón “empastillaba” a sus víctimas para luego violarlas.

Pablo Rangeón cobró notoriedad en las páginas policiales salteñas tras una grave denuncia. La hizo Sabrina Gerez, quien además trabajar para Rageón en su agencia de modas, mantenía un vínculo afectivo. Ella detalló situaciones de abuso sexual, violencia física y psicológica. Con el correr de los días, otras mujeres fueron sumando testimonios. En ellos señalaban al productor de modas por haber cometido actos de abuso sexual tras haberlas drogado colocando pastillas en sus bebidas.

Municipalidad de Salta

La investigación que se llevó adelante luego de que esos casos tomaran estado público determinó la presencia de unas pastillas en tres domicilios de Rangeón. El abogado defensor señaló que eran pastillas de su madre. La abogada Sandra Domene, quien patrocina a las víctimas, apuntó al respecto: “La madre del imputado no vivía en tres domicilios -que es donde se realizaron los allanamientos-, el lugar donde vive la madre es en Castañares y no solo ahí se encontraron pastillas, también en los otros dos domicilios”.

Denuncias e imputaciones

Domene también explicó que hasta ahora hay cuatro denuncias realizadas en la justicia contra Rangeón. “Todas sostienen la violencia ya sea física, psíquica o moral, incluyendo el uso de estupefacientes en tres de los casos como medio para abusar sexualmente”, dijo. Si bien esos tres son los casos investigados, se conoce de otros por denuncias que no llegaron a la justicia.

Diario El Tribuno publica hoy que “sobre Rangeón pesan cuatro imputaciones, tres por abuso sexual con acceso carnal y distintos agravantes, y una por abuso sexual simple. En las próximas horas se le sumarían al menos dos más”. Así, en poco más de un mes, este productor de modas y director de una agencia de modelos, suma más de una decena de denuncias públicas, cuatro en la justicia que podrían convertirse en seis, o más, con el correr de los días.